Nueve señalados del caso Construcción y Corrupción solicitan procedimiento abreviado

Mil 700 medios de prueba fueron presentados por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP), para sustentar la acusación contra 33 personas señaladas en el caso denominado Construcción Corrupción. 

Publicado el
Sindicados del caso Construcción y Corrupción durante la primera declaración en agosto de 2017. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Sindicados del caso Construcción y Corrupción durante la primera declaración en agosto de 2017. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Feci confirmó que los documentos fueron entregados al Juzgado de Mayor Riego D, a cargo de Éricka Aifán.


Entre la acusación se incluyó 24 procesos penales normales y nueve solicitudes de procedimientos abreviados, luego que empresarios aceptaran su culpabilidad.

  • Álvaro Mayorga Girón
  • Juan Luis Tejada Argueta
  • José Luis Rodrigo Agüero Urruela
  • Raúl Eduardo Cuevas Alvarado
  • Rafael Angel Díaz Fión
  • Rafael Angel Díaz Samos
  • Jesús Augusto García Ibáñez
  • Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga
  • Allen Robert Krebs Wickfors

El MP señala a las 33 personas de integrar una estructura de corrupción liderada por Alejandro Sinibaldi Aparicio, excandidato presidencial y extitular del Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (CIV), durante el gobierno del Partido Patriota.

El MP señala a las 33 personas de integrar una estructura de corrupción liderada por Alejandro Sinibaldi Aparicio, excandidato presidencial y extitular del Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (CIV), durante el gobierno del Partido Patriota.

La investigación de este caso se dividió en cuatro ejes: Negocios del CIV, lavado de activos, financiamiento electoral ilícito y obstaculización a la justicia.

Negocios del CIV

A partir de varias denuncias e informaciones sobre actividades ilícitas vinculadas a Alejandro Sinibaldi Aparicio se solicitó una serie de allanamientos en los cuales se halló documentación relacionada con varias operaciones de negocios en Guatemala y en otros países. En dichas diligencias también se incautaron dispositivos electrónicos que contenían valiosa información.


Algunos de los sitios allanados, particularmente bodegas, eran utilizados para resguardo de documentación financiera, en la cual se evidenció la manipulación de soportes contables para aparentar la realización de actividades comerciales que generaban un importante volumen de dinero.

Derivado de lo anterior, se conformó un equipo de expertos financieros para la reconstrucción de las operaciones y transacciones localizadas. De esta manera se estableció el perfil financiero de las empresas, socios, clientes y sobre todo el engranaje que las movía operativamente, lo que dio paso a nuevas líneas de investigación. Se identificaron empresas de cartón que -por medio de la simulación de servicios- facturaban sumas millonarias de dinero proveniente de sobornos.

Dentro de este grupo de empresas se detectó que Constructora Benelli S.A., Agropecuaria y Constructora Agua Azul S.A. y Agropecuaria El Florido S.A. estaban ligadas a Alejandro Sinibaldi Aparicio y eran manejadas por una red de operadores.
Toda la facturación de las empresas entre los años 2012 y 2014, cuando Alejandro Sinibaldi era Ministro del MICIVI.

En las fechas en que aparentemente se prestaron los servicios, las empresas no contaban con los activos fijos (maquinaria, camiones de volteo), personal especializado, ni la infraestructura para realizarlos. Los supuestos clientes de las empresas eran contratistas del MICIVI.

Lavado de activos

Compra de bienes a través de grupos de empresas de cartón: La investigación hasta el momento abarca tres grupos empresariales, cuyo factor común es que son controlados por Alejandro Sinibaldi a través de empleados del grupo ARCQO, trabajadores del MICIVI, familiares y amigos. Por ejemplo, una persona que desempeñaba sus labores como bodeguero era el dueño de un lujoso apartamento en el edificio Tiffany.

En algunas ocasiones, en las adquisiciones que aparecían abiertamente ligadas a Alejandro Sinibaldi se usaba la modalidad de préstamos bancarios pagados en pocos días.

El pago a las empresas de cartón funcionaban como una especie de “ventanilla especial” para los constructores, ya que una vez depositado el dinero el engranaje gubernamental operara a su beneficio, pagándoles deuda de arrastre y/o nuevos proyectos.

Este esquema paralelo era el que movía las decisiones sobre cómo y a quien les pagaba el MICIVI. Las empresas que no entraban en el esquema de pago de sobornos estaban en una real desventaja frente aquellas que habían entregado cantidades millonarias para asegurar los desembolsos del MICIVI.

Financiamiento electoral ilícito

A raíz de una serie de diligencias de investigación financiera se detectó el ingreso de dinero en cuentas de las empresas relacionadas con Alejandro Sinibaldi, cuyo destino eran los gastos de campaña del 2011 y del 2015.

Campaña 2011

Se detectó financiamiento proveniente de la empresa de telefonía Telgua S.A., cuyo monto asciende a la cantidad de Q. 15 millones. También pagos de empresas vinculadas con Alejandro Sinibaldi para la campaña del PP, no reportados al Tribunal Supremo Electoral.

Campaña 2015

Se identificó financiamiento proveniente de las entidades de cartón controladas por Alejandro Sinibaldi. El dinero era canalizado luego para realizar los gastos de campaña. En esta modalidad se lograron detectar gastos al menos por Q 12 millones.