Caso Industria Militar | Capturan a coronel Carlos Mejía Girón, señalado por corrupción

Mejía estaba como agregado militar en Brasil, según confirmó la Fiscalía Especial contra la Impunidad, y fue aprehendido  en el Aeropuerto Internacional La Aurora durante su arribo al país.   

Una de las casas allanadas a principios de mayo por el caso Industria Militar. (Foto Hemeroteca PL)
Una de las casas allanadas a principios de mayo por el caso Industria Militar. (Foto Hemeroteca PL)

Autoridades informaron que los hechos que se le imputarían al militar son peculado, asociación ilícita y cohecho pasivo.

Según la investigación, varios militares conformaron en el país un “grupo criminal” que sustrajo Q23 millones 402 mil 238 por medio de un “esquema de intermediación” en el pago de comisiones por la venta de artículos principalmente a instituciones públicas, entre ellas la Policía y seguridad presidencial. 

Además, la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) han destacado que los exdirectivos de la Industria Militar se habrían repartido otros Q919 mil 330.83 por comisiones pagadas por empresas privadas.

Mejía Girón estaba involucrado en el caso, pero no había podido ser detenido porque se encontraba en Brasil como agregado militar del gobierno guatemalteco.

Lea también: El negocio de la Industria Militar y los artículos que revenden

A principios de mayo, las autoridades efectuaron varios allanamientos en la capital por este caso. En esos operativos fueron capturados José Alfredo Cotzojay Chajón y Jorge Arturo Vega Chávez, extitulares de la estatal Industria Militar; Byron Manuel Santos Galindo, exjefe financiero de la entidad, y Rolando Enrique Hernández González, quien fungió como representante de ventas de la fábrica dedicada a la confección de artículos para uso militar como vestuario y calzado, entre otros objetos. 

Operaciones dudosas

Durante las pesquisas, el Ministerio Público dio a conocer cómo funcionaba la estructura dentro de la institución militar: 

  • Se creó la figura de “representante de ventas” (para Hernández González), incumpliendo con el principio de sujeción a la ley, duplicando funciones innecesarias por existir puestos que ya realizaban las funciones pactadas para el representante de ventas. En este caso en la Industria Militar ya existía el puesto de jefe de Sección de Ventas por Mayor.
  • El MP reveló que as comisiones pagadas entre el 5% y 25% al representante de ventas (Hernández González) fueron excesivas e inoperantes, las cuales fueron pactadas de manera antojadiza, sin ningún sustento técnico ni jurídico.
  • La red no acreditó que el representante de ventas tenía las capacidades, conocimientos y experiencia en el ramo comercial.
  • Se evidenció que en varios contratos no se prestaron los servicios del representante de ventas; sin embargo, le fueron pagadas comisiones por ventas que no realizó.
  • La estructura recibió más dinero como pago de comisiones del que realmente le correspondía, de acuerdo al porcentaje establecido en los contratos.

Contenido relacionado

Desconfían por cambios en Industria Militar

“La coperacha” para regalos a Pérez Molina fue idea de Baldetti

Caso Molina Theissen | Tribunal condena a militares retirados con penas de entre 33 y 58 años