Juez ratifica delitos a gestores de Cooptación

Diez sospechosos por el caso Cooptación del Estado de Guatemala no consiguieron que el Juzgado de Mayor Riesgo B les cambiara los delitos por los cuales enfrentan a la justicia. La petición fue rechazada por el juez Miguel Ángel Gálvez, quien ratificó los cargos.

Publicado el
El juez rechazó la petición de 20 procesados en el caso Cooptación de Estado. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El juez rechazó la petición de 20 procesados en el caso Cooptación de Estado. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

 La investigación del Ministerio Público detalla que los procesados serían los gestores de negocios gubernamentales  viciados, pues pudieron haber sido entregados a empresas que dieron sobornos.

El juez leyó parte de la declaración de otro sindicado, cuyo nombre se reservó, quien no figura en la lista de los que piden beneficios, quien dijo que conocía de la rivalidad entre Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la Vicepresidencia; la exdiputada Daniela Beltranena, cuando fue asistente de la exvicepresidenta Roxana Baldetti; y el contratista Jorge Balcáceres, por los negocios que pudieran gestionar.


En otra parte de la declaración, el juez describió que en una ocasión se entregó un cheque por Q5 millones a Judith Ruiz Blau, y ella lo depositó en una cuenta de Baldetti en el Banco G&T. Por la cantidad, se consideró que era una transacción irregular.

Julio Aldana Franco, quien manejaba las finanzas de la exvicemandataria, llamó la atención a Ruiz Blau porque debió haber utilizado la cuenta de la exfuncionaria en el Banco de Desarrollo Rural, la cual  no era sometida a controles.

Procesados

Los sindicados que pidieron el beneficio fueron los exministros Mauricio López Bonilla y Manuel López Ambrosio, de Gobernación y de  Defensa, respectivamente, y Beltranena.

También Denis Leonardo Lam, Daniel Siliézar, Julio Raúl Alvarado, Mario Rodolfo Contreras, Daniel Estuardo Calderón, Ludwin Osorio Ovalle y Ruiz Blau.

Buscaban que Gálvez eliminara los cargos por lavado de dinero por los cuales enfrentan a la justicia y que los señalamientos por asociación ilícita, por supuestamente haber estado involucrados con una red criminal, fueran cambiados por encubrimiento impropio, con el cual aseguran que pudieron haber cometido una acción ilícita, pero sin tener pleno conocimiento de esa situación.

Queda pendiente que Gálvez resuelva si otros procesados se mantendrán en prisión preventiva o recuperarán su libertad.