Juez Sergio Mena se excusa de conocer caso de exfiscal de Feci Virginia Laparra tras publicación de carta escrita desde la cárcel

Tras la publicación de una carta en la que la exfiscal de la Feci en Quetzaltenango, Virginia Laparra, narra lo que le ha tocado vivir en prisión, el juez Sergio René Mena Samayoa se excusó de seguir conociendo el caso.

Publicado el
Virginia Laparra fue detenida el 23 de febrero y permanece en la prisión del cuartel militar Mariscal Zavala. (Foto: Hemeroteca PL)
Virginia Laparra fue detenida el 23 de febrero y permanece en la prisión del cuartel militar Mariscal Zavala. (Foto: Hemeroteca PL)

Tras la publicación de una carta escrita desde la prisión de Mariscal Zavala por la exjefa de la Feci en Quetzaltenango, Virginia Laparra, el juez séptimo Sergio Mena se excusó de conocer el caso que se sigue en contra de la de la exfiscal por los delitos de abuso de autoridad y usurpación de funciones.

La excusa del juez dejaría en suspenso la continuidad del proceso, así como la audiencia de apertura a juicio, y mientras eso ocurre, Laparra deberá seguir en prisión preventiva.

Las acciones del juzgador se dieron horas después de que la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) publicara una carta escrita y firmada por Laparra en la que da detalles de su caso.

En el manuscrito, Laparra señala que “veo la luz del sol una vez al día, fui arrancada de mi tierra, mi bella, amada e inigualable Quetzaltenango, me alejaron de mi casa, mi familia, de mis amigos, me dejaron sin trabajo y me arrebataron mi libertad”.

También destacó que su caso se inició por haber presentado denuncias administrativas como fiscal del MP contra un juez de Primera Instancia Penal en delitos de Mayor Riesgo.

“Y me preguntó: ¿es eso un delito de tal gravedad que merezca prisión preventiva? Es claro que las circunstancias cambian dependiendo de quién es el actor”, añade la carta de Laparra, quien señala que al proceso en su contra le abrieron dos causas, una en Quetzaltenango y otra en la capital.

También lea: Ligan a proceso a Virginia Laparra, exjefa de la Feci de Quetzaltenango
 

“La causa de Quetzaltenango es del año 2018 y la de Guatemala, la causa es 2019, ¿en qué estado de derecho se abren distintas causas, en distintos departamentos a un mismo número ministerial?, solo en el que se me está aplicando a mí”, agrega.

Además, señala que un día antes de su detención tenía programada una audiencia en el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal de Guatemala, el mismo que ordenó su captura.

“Pregunto, por qué no se me permitió llegar a la audiencia ya programada, por qué mandar aprehenderme de inmediato un día antes”, señala en la misiva. También escribió que que la causa donde se gira su aprehensión es de 2019 y el nuevo número de expediente del MP que le dan a esa causa ahora es 2021.

También lea: Capturan a Virginia Laparra, jefa de la Feci de Quetzaltenango
 

“De 2 años posteriores al número de causa, pregunto, cómo un juez puede tomar control de un número del MP que aún no existía”, refiere en el escrito.

De acuerdo con la carta de Laparra, cuando el MP solicitó su captura el juez pregunta por qué aprehensión y no citación, a lo que la fiscal del MP responde: “porque son órdenes de mi jefa, y se sospecha se pueda fugar”.

Agrega que por lo anterior el juez dictó la aprehensión porque Laparra ha planteado “tantas actividades procesales defectuosas, tantas reposiciones, apelaciones, quejas, incidentes y amparos”.

“Lo que el juez no dijo es que todos esos planteamientos los hice porque nunca me permitieron estar en las audiencias de adhesiones de los supuestos querellantes y porque me tenían dos causas abiertas por el mismo caso, que ejercer el sagrado derecho de defensa no es un peligro de fuga, por ende, no es motivo legal para dictar aprehensión y mucho menos dictar prisión preventiva”, indica.

Por lo anterior, el juez Sergio René Mena Samayoa se excusó de seguir conociendo el caso.

“La Ley del Organismo Judicial regula el procedimiento para las excusas, que es la situación en que el juez u otro funcionario o empleado se encuentran cuando hay causas o exigencias que no permiten su actuación dentro de un proceso, pues se tiene prohibición para desarrollar los actos jurídicos del proceso, por dudar algún sujeto procesal de su imparcialidad. Dicha institución tiene una sustentación ética que se debe manifestar con el retiro, cuando concurran las causas que la ley indique. Tomando en consideración que los jueces tienen excusa para conocer de un asunto determinado, entre otros, cuando se ponga en tela de duda la imparcialidad del Juzgador”, señala la excusa del juez.

Añade que “en el presente caso, es de conocimiento público que, la sindicada Lilian Virginia Laparra Rivas hizo circular un manuscrito dirigido al pueblo de Guatemala en el cual, ha manifestado que el suscrito juez no le ha permitido llegar a audiencias, que ha tomado control jurisdiccional en un número de carpeta ministerial que no existía, que no se le ha permitido estar en audiencias de solicitud de adhesión de los supuestos querellantes, que violenta su derecho de defensa y el debido proceso por tener dos causas abiertas, que no existe motivo para ordenar su aprehensión y dictar prisión preventiva, que no se le dejará salir y que en audiencias se ha burlado de su grado académico, todo ello por el hecho de ser mujer y haber pertenecido a la Fiscalía Especial contra la impunidad y, por todo ello (sic), es que se le mantiene en prisión”.

Agrega que, por lo tanto, “este Juzgado, con base a las consideraciones y leyes citadas, al resolver declara excusa del infrascrito Juez “B” para seguir conociendo del presente proceso por las razones indicadas, en el que aparece como sindicada Lilian Virginia Laparra Rivas.