Mercados y camiones de basura son las nuevas víctimas de los extorsionistas

El portal InSightCrime y Global Initiative lanzaron una visión general de las extorsiones en Guatemala. De acuerdo a los reportes, los pilotos de camiones de basura, los tenderos y los locatarios estaán con más frecuencia en la mira del pandilleros e imitadores.

Publicado el
El portal InSightCrime comparte investigación relacionada con las extorciones en Centroamérica. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
El portal InSightCrime comparte investigación relacionada con las extorciones en Centroamérica. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

“Cada semana, tenderos y dueños de negocios pagan las extorsiones con sus vidas”, resume la investigación relacionada con el cobro semanal que hacen pandilleros y sus imitadores a los comerciantes en la ciudad de Guatemala.

La información detalla dos eventos de extorsión: Los dueños y conductores de camiones que recolectan basura y los vendedores del mercado San Martín de Porres, en la zona 6.

En relación al “mercado de la limpieza” se refiere al pago semanal que entregan los conductores y propietarios de los 550 camiones que recolectan basura en la capital.

“En octubre de 2017, todos los miembros de la asociación fueron convocados a una reunión general en la que se les dijo que uno de los conductores había recibido un teléfono, con la orden de que se lo entregara a los directores. Una vez que se estableció el canal de comunicación, los extorsionistas llamaron y exigieron 100 quetzales ($13,5) semanales por cada camión en circulación, advirtiendo que quien se negara a pagar moriría”, según el artículo.

Un testimonio relata el miedo que infunden los extorsionistas. “Decidieron que era mejor pagar porque ellos [los pandilleros] empezaron a dispararles a los camiones y mataron al hijo de uno de nuestros colegas”, dijo el dueño del camión. “Es aterrador”.

Los pandilleros y sus imitadores ordenan que sean marcados los camiones que recogen basura tres veces por semana. “Cada camión que paga extorsión debe tener un punto negro de cierto tamaño junto al número de registro que aparece a los costados. Así es como las pandillas saben quién paga y quién no”.

Mercado de la zona 6

La investigación también señala la visita al mercado San Martín de Porres, en la zona 6. Los dueños de los comercios comentaron que pagan extorsiones semanales.

“…en el mercado también opera una clica de la MS13. El grupo planeó su esquema de extorsión contando el número de espacios demarcados con líneas amarillas en el suelo —que indican dónde se pueden ubicar los puestos de ventas—, luego de lo cual comenzó a repartir teléfonos móviles. Los pandilleros fijaron tarifas de extorsión que van desde 100 hasta 300 quetzales (entre $13 y 40), dependiendo del tamaño del negocio, según sus propios cálculos”, según el artículo.

Son los vendedores quienes recolectan el dinero lo acomodan en una bolsa y lo entregan a jóvenes pandilleros.

“Los extorsionistas duplican las tarifas tres veces al año mediante “bonos” a los que denominan “los peces” en abril, durante la Semana Santa, “bono 14” en julio y “bono navideño” en diciembre”, según la investigación.

El final de la información se refiere a que las víctimas están atemorizadas para denunciar.

Extorsión

Juicios a imitadores

Recientemente Prensa Libre publicó una información relacionada al perfil de un imitador. El caso fue investigado por la Fiscalía contra Extorsiones y terminó en sentencia de dos años de prisión este año.

El Tribunal Sexto Penal conoció la acusación contra 26 personas señaladas por el Ministerio Público (MP) de simular ser pandilleros para extorsionar a comerciantes. Entre los procesados hay amas de casa, vendedores, albañiles, una pastora evangélica y un mecánico.

Uno de los casos fue de Gloria Ester Infante Escobar, quien tiene 58 años y según una investigación también el perfil de un imitador de pandillero. Ella está en prisión desde el 12 de octubre del 2016, cuando la policía realizó un allanamiento en su casa y fue señalada de integrar una red criminal que cobraba extorsiones.

A su lado estaba su hija, María Dolores Saenz Infante, de 40, y su yerno, el enderezador y pintor de vehículos Eliseo Saúl Blanco Colom, de 30. Los dos también están sindicados y enfrentan un debate por extorsión. La acusación del Ministerio Público (MP) se centró en su participación para cobrar extorsiones fingiendo ser peligrosos pandilleros, entre 2014 a 2016.

La fiscalía intentó demostrar que esta familia está señalada de encajar en el perfil de un imitador de pandilleros. Doña Gloria fue detenida en la aldea Boca del Monte, en Villa Canales; su hija María Dolores y su yerno Eliseo en la colonia El Salitre, en Amatitlán.

Los sindicados prestaron sus cuentas bancarias, adquirieron teléfonos y hasta cobraron montos de extorsiones que fueron pagadas por los pilotos de una ruta de autobuses de Santa Catarina Pinula.

La denuncia fue planteada en 2016 porque los imitadores exigían hasta Q2 mil semanales. La supuesta estructura habría cobrado unos Q360 mil, según la Fiscalía, que sustenta los hechos con cinco mil folios y 132 teléfonos que fueron intervenidos.

Cifras

En cuanto a la cantidad de denuncias, la Policía Nacional Civil (PNC) informó que recibió ocho mil 672 denuncias por extorsión durante 2018. Este año ya suman 1 mil 793 denuncias.

El fiscal contra Extorsiones, Raúl Figueroa, explicó que avanzan con investigaciones relacionadas con los perfiles de imitadores de pandilleros. Utilizan aplicaciones como WhatsApp para exigir dinero a los comerciantes.

Contenido relacionado