Rigorrico y Agosto Negro: historial de secuestros y asesinatos

De integrar una banda de asaltantes en los años 90 a dirigir estructuras de secuestradores desde la cárcel en 2018. Así es como un exguardia de la extinta Hacienda se convirtió en uno de los más grandes criminales de Guatemala. Su nombre: Rigoberto Antonio Morales Barrientos, alias Rigorrico.

Publicado el
Rigoberto Antonio Morales Barrientos, alias Rigorrico, cuando fue recapturado en Mixco en 2001. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Rigoberto Antonio Morales Barrientos, alias Rigorrico, cuando fue recapturado en Mixco en 2001. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

En marzo de 1997 salía su nombre en los periódicos, debido a que tenía una orden captura por integrar la banda de asaltantes los Nicas, cuyos integrantes fueron condenados a 12 años de prisión, entre ellos estaba su hermano Víctor Manuel Morales Barrientos.

¿Por qué Agosto Negro? Esa banda de asaltabancos y secuestradores fue creada por Rigorrico en agosto de 1997 y a eso se debe su nombre. La estructura causó zozobra en el suroccidente del país.

Agosto Negro se dio a conocer por el robo de Q1 millón a una agencia bancaria en Quetzaltenango y por el secuestro y asesinato de Danita González Plank, hija del médico Daniel González, quien buscó la vicepresidencia de la República con el desaparecido Partido Libertador Progresista.

En enero de 1998 fue capturado Morales Barrientos junto con seis cómplices por el caso de González Plank. 
 
En mayo del mismo año, el jefe de Agosto Negro y 16 reos más se fugaron de la cárcel preventiva de Xelajú. Rigorrico iba a ser trasladado a una Granja Penal. 

Rigorrico fue recapturado el 13 de octubre de ese año en El Estor, Izabal, durante el rescate del empresario Edin Javier Bailey Beltetón, quien fue secuestrado junto a su esposa, en ese departamento, un mes antes por la banda Agosto Negro.

Lugar donde se desarrolló uno de los allanamientos en los que fue detenido alias Rigorrico por primera vez en 1998, en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Las condenas 

En 1999, durante el juicio por el robo de Q1 millón a una agencia bancaria en Quetzaltenango y por el secuestro y asesinato de Danita González Planck –enero de 1998–, Rigorrico manifestó que nació en Izabal, que procreó dos hijas, que era agricultor y tenía un ingreso mensual de Q800. Detalló que residía en Quetzaltenango e Izabal. 

Morales Barrientos fue condenado en febrero del 1999 a purgar 30 años de prisión por tenencia y uso de armas ilegales y por robo agravado, pero no por el secuestro y asesinato de González Plank. El Tribunal de Sentencia de Quetzaltenango señaló que una ineficiente pesquisa del Ministerio Público (MP) originó que fuera absuelto. 

En junio de 2001, Morales Barrientos vuelve a fugarse, esta vez junto con 77 reos en la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, Escuintla. Fue recapturado en septiembre de ese mismo año en la colonia Carolingia, zona 6 de Mixco, y fue enviado al Preventivo de la zona 18.

En noviembre del 2001, Morales Barrientos fue condenado 50 años de prisión por el secuestro de Bailey Beltetón.

Los archivos de la Policía Nacional Civil (PNC) daban cuenta en 2004 que la banda Agosto Negro era la responsable de al menos seis secuestros cometidos en Quetzaltenango, Mixco, Sacatepéquez y la capital.  Entre las víctimas había dos menores de edad. 

Para entonces su conviviente Saraí Azucena Alonso Zomoza era parte de su grupo criminal.

Red de extorsionistas

Rigorrico pudo haber escapado de El Infiernito por un túnel, en octubre del 2005, junto a 19 reos, pero no lo hizo.

En el 2006, logró su traslado a la Granja Penal Cantel donde guardaban prisión sus primeros cómplices de Agosto Negro y dos de sus hermanos. Varias acciones legales en los tribunales y la advertencia del Sistema Penitenciario (SP) de una nueva fuga provocaron que el preso fuera retornado a una celda en El Infiernito.

Desde esa prisión, Morales Barrientos creó una red de extorsionistas que llegó a operar en otros países. La estructura estaba integrada por más de 140 personas, cada una con una función específica y muy bien organizadas.

Jenny Roxana López, quien dio a luz a una hija de Rigorrico, y sus padres pertenecían a la banda de extorsionistas. Escuchas telefónicas y un exintegrante delataron la forma de operar del grupo delincuencial.

El reo Morales Barrientos ha dirigido otras bandas de secuestradores desde la prisión. En junio el 2014, autoridades descubrieron otra red de secuestradores liderada por Rigorrico, identificada como los Delfines, de la cual aprehendieron a cinco de sus integrantes, en Puerto Barrios, Izabal.

En agosto del mismo año, siete integrantes de la red criminal el Niño fueron aprehendidos en Jalpatagua, Jutiapa, sindicados de secuestro y también vinculados a Rigorrico.

Además, cuatro integrantes de la banda de secuestradores los Furtivos fueron capturados en Escuintla, a quienes se les señala de varios casos. 

Sigue delinquiendo

El MP informó que en febrero de 2017 Rigorrico planificó y coordinó el secuestro de una persona en Izabal; sin embargo, la intervención de las fuerzas de seguridad evitó la consumación del hecho.

Asimismo, el mismo mes nuevamente Morales Barrientos planificó la ejecución de un robo en un inmueble en la cabecera de Quetzaltenango, pero los presuntos responsables fueron detenidos y se les incautó armas de fuego y un vehículo.

Rigorrico fue noticia de nuevo este viernes, ya que cinco miembros de otro grupo de secuestradores que él dirigía desde la prisión fueron capturados en varios puntos del país, por su presunta responsabilidad en el plagio y asesinato de Víctor Danilo Aragón Solórzano, el 4 de febrero del 2017, en la zona 6 de Quetzaltenango.

Morales Barrientos fue notificado en la cárcel Fraijanes 2 de otra orden de captura en su contra por el caso de Aragón Solórzano. También fueron notificados otros dos reos recluidos en la Granja Penal Cantel.

Rigoberto Antonio Morales Barrientos, alias Rigorrico, es notificado este viernes de una nueva orden de captura en su contra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)