José Quesada Fernández: Dar o quitar visas le corresponde al Gobierno

El exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), José Quesada Fernández considera que una de las consecuencias de negar las visas a los funcionarios de la Cicig es que “simplemente se suspenda o termine el Convenio antes del plazo, el 3 de septiembre del 2019.

Publicado el
Exmagistrado de la CSJ José Quesada (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Exmagistrado de la CSJ José Quesada (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

¿Cuál es su opinión de que el Gobierno le haya revocada las visas a investigadores de la Cicig?
Desconozco cuál es el estatus de ellos, no sé qué tipo de visas tienen…pero lo cierto es que dar o quitar las visas le corresponde exclusivamente al Gobierno guatemalteco. Lo que preocupa es que no se continúe con la intención de dirimir controversias a través de la negociación. Parece que no hay comunicación entre el Secretario General de las Naciones Unidas (António Guterres) y el Ejecutivo de Guatemala, lo cual resulta obvio, y no es lo adecuado para resolver una controversia.

¿Este hecho agrava la crisis entre el Gobierno y la ONU?

 Indudablemente, por supuesto.

¿Cuál es la consecuencia?

Que no se cumpla con el Convenio, ninguna otra consecuencia, simplemente que se suspenda o se termine el Acuerdo antes del plazo.

Lea además: MP y ONU pide renovar visas de investigadores de Cicig

¿Es una forma de desarticular la Cicig?

Lo que pasa es que ninguna de las partes ha cedido, ni ninguna ha negociado, de manera que, si se desarticula la Cicig por esta razón, ¿Quién es el responsable?: ¿Las Naciones Unidas o Guatemala?, Los dos están haciendo exactamente lo que se debe hacer para que la Cicig no continúe en el país.

El Convenio cita que a la Cicig se le deben prestar todas las facilidades para trabajar

Naturalmente, y en el Acuerdo también se establece cómo debe trabajar la Cicig y qué debe hacer. El problema con el Gobierno es que la Comisión no ha hecho, ni se ha ceñido al mandato, y según la Cicig, el Gobierno tampoco está cumpliendo con el Convenio, entonces lo que existe es una controversia respecto de la aplicación de lo pactado entre el organismo mundial y Guatemala.  Considero que una salida sería a través de la negociación diplomática haciendo uso de los buenos oficios de un tercer país, que es lo que se incluye en algunos pactos para resolver las diferencias, pero en este no se previó.

Entrevista con Elvyn Díaz: Buscan desarticular la Cicig

¿El problema de las visas es consecuencia de la falta de diálogo?

Creo que sí, incluso, se está incumpliendo con la fórmula que contiene el Convenio en su artículo 12 de mantener la comunicación y que cualquier conflicto que surja se debe acudir a la vía de la negociación. Cuando no se atiende o no se interesan en resolver los problemas se agravan no solo a nivel internacional, sino también en el ámbito local.

¿Significa que las dos partes están fallando?

En este caso las dos partes permanecen calladas y si las Naciones Unidas no le responde al Gobierno, evidentemente no puede haber negociación, entonces sí existe una inobservancia del Convenio.

Lo que pretenden las Naciones Unidas es imponerle a Guatemala determinados supuestos, lo cual no puede ocurrir a nivel internacional, porque no funciona. No le podemos imponer, por ejemplo, a Inglaterra y a Belice que el territorio beliceño sea nuestro, eso es una imposición que va a terminar en una guerra. Naturalmente que a nivel internacional la negociación y el dialogo tiene que estar abierto, no puede cerrarse por ninguna de las partes.

Nuevas investigaciones habrían provocado revocatoria de visas

Contenido relacionado

> Esposa de Jimmy Morales pide a centroamericanos no migrar de forma indocumentada
> Así respondió Jimmy Morales a las condiciones de Donald Trump
> Cansados y enfermos: así va la caravana de hondureños

 

Archivado en:

CicigJimmy MoralesONU