Ministro Degenhart criminaliza las caravanas de migrantes hacia Estados Unidos

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, dijo en una entrevista con The Washington Post que las caravanas de migrantes centroamericanos “es una forma criminal de movilizarse”, en medio de los esfuerzos de Guatemala para contener el flujo de migrantes hacia Estados Unidos.

Enrique Degenhart, ministro de Gobernación.
Enrique Degenhart, ministro de Gobernación.

“Para nosotros, las caravanas son una forma criminal de movilizarnos, de traficar o de contrabando de personas a través de nuestro territorio”, dijo el funcionario.

En la entrevista Degenhart también confirmó que Guatemala ya está trabajando de la mano con Estados Unidos para detener la migración de centroamericanos a través del país. Entre las medidas que se analizan están renegociar el plan regional de fronteras abiertas y someter a las familias a pruebas de ADN a su paso por Guatemala para determinar su parentesco.

El jefe de la cartera del Interior dijo a el Post que los funcionarios guatemaltecos están trabajando con abogados del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) para revisar su acuerdo de control de fronteras con sus vecinos centroamericanos.

Afirmó que el acuerdo llamado CA-4, que permite a los ciudadanos de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua moverse libremente por toda la región, ha facilitado que los migrantes viajen a través de Guatemala en su camino a los Estados Unidos.

Deganhart indicó que se está trabajando con el Departamento de Seguridad Nacional, que está enviando decenas de sus agentes a Guatemala “para enfrentar eventualmente esas caravanas”.

Funcionarios de Seguridad Nacional no hicieron comentarios de inmediato sobre lo dicho por Degenhart.

Arrestados en la frontera

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) informó este miércoles que en mayo detuvo a más de 144 mil migrantes en su frontera.

Según las autoridades, la mayoría de los migrantes detenidos en mayo eran familias de Guatemala, Honduras y El Salvador.

En lo que va de año, 56 mil 278 menores no acompañados han sido retenidos en la frontera, una cifra que sin embargo no refleja si estos fueron puestos bajo custodia.

El Departamento de Salud explicó en el comunicado que “se requieren de manera urgente recursos adicionales para cumplir con las necesidades humanitarias creadas por este flujo y que ambas son críticas para el bienestar de los niños, para las operaciones de liberación y para aumentar su capacidad”.

También recalcó que el gobierno ha alertado al Congreso sobre el crecimiento número de casos y que el Departamento busca obtener un fondo de emergencia para aumentar sus capacidades para cumplir con las necesidades de los menores en custodia.

Contenido relacionado

> Guatemala y EE. UU. firman convenio para combatir narcotráfico y trata de personas

> Daca y TPS: Cámara Baja de EE. UU. aprueba ley para dar ciudadanía a millones de inmigrantes

> Estados Unidos quiere ver “reducciones amplias” de inmigrantes desde México