Guatemaltecos solicitantes de asilo fueron abandonados por autoridades en Texas, en vísperas de Navidad

Medios estadounidenses informaron que autoridades migratorias abandonaron a su suerte dentro de autobuses a cientos de migrantes, entre ellos varios guatemaltecos, solicitantes de asilo en El Paso, Texas, sin notificar a funcionarios locales, lo que amenaza con agudizar la crisis en las fronteras. 

Archivado en:

Migrantes
Algunos migrantes del grupo que fue abandonado en Texas, entre ellos varios niños, buscan a dónde ir. (Foto Prensa Libre: AFP)
Algunos migrantes del grupo que fue abandonado en Texas, entre ellos varios niños, buscan a dónde ir. (Foto Prensa Libre: AFP)

Los hechos ocrurrieron en la estación de autobuses de Greyhound, donde fueron dejados a su suerte más de 200 migrantes, sin dinero, sin comida y sin medios de transporte, por las autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE) en plena época navideña. 


Esta medida supone una de la últimas medidas de Donald Trump contra la inmigración, debido a que el Estado está experimentando un cierre parcial por la falta de acuerdo de los congresistas para aprobar el presupuesto, del que Trump exige más de US$5 mil millones para comenzar el polémico muro fronterizo entre México y EE. UU. 

Además, es una respuesta a las demandas de autoridades migratorias, que hace unos días, y después de la muerte de un segundo niño guatemalteco bajo su custodia, declararon que estaban al borde del colapso y exigían más fondos para atender a los miles de migrantes que llegan a la frontera de ese país a través de México.


Las autoridades locales denunciaron la medida del ICE como irresponsable y a la vez insensible en una fecha de regocijo, y se quejaron de que no les informaron nada, por lo que no pueden ofrecerles condiciones idóneas a los migrantes para quedarse.

Lea también: Muerte de niño guatemalteco Felipe Gómez: autoridades fronterizas de EE. UU. piden más fondos 

Temen, entonces, que los solicitantes de asilo (que se supone ya dieron un primer paso para solventar su situación migratoria en EE. UU. y entre los que hay niños y mujeres) tengan que dormir en las calles, según información consingnada en el TexasMonthly. 

Autoridades de la localidad también dijeron que el ICE rompió su promesa, ya que en octubre último aseguró que no liberaría en masa a migrantes, y si lo hacía, coordinaría con entidades y organizaciones para darles albergue, algo que tampoco cumplieron. Además, temen que nuevos grupos sean liberados. 

“Muchos de los migrantes no sabían ni dónde estaban el domingo (23) como a eso de las 19 horas”, dijo un funcionario local, citado por el TexasMonthly. “Comenzaron a buscar teléfonos para llamar a algún familiar. Un grupo de pobladores comenzó a ayudarlos con algo de comida y agua. Mi esposa y yo trajimos naranjas y barras de granola; otros trajeron pizza, pero se agotaron con rapidez”, agregó. 



Contenido relacionado

> Luego de la muerte de Felipe Gómez Alonzo, EE. UU. hará controles médicos a niños en custodia

> La aldea de Jakelin Caal le da el último adiós

> EE. UU. devolverá a México a solicitantes de asilo

0