Antejuicio a Jimmy Morales: Diputados guardan hermetismo

Decisión de CSJ sobre inmunidad de Morales podría tomarse hoy pero diputados rehúyen el tema.

Un eventual retiro de la inmunidad a Jimmy Morales requiere de 105 votos de diputados. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Un eventual retiro de la inmunidad a Jimmy Morales requiere de 105 votos de diputados. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Silencio total es lo que ha prevalecido entre los diputados, en cuyas manos podría estar la decisión de retirarle o no el derecho de antejuicio al presidente Jimmy Morales.


Hoy, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) podría tomar la decisión de resolver la solicitud planteada el viernes pasado por el Ministerio Público (MP) y la  Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

El MP y la Cicig hicieron la solicitud de antejuicio con el argumento de que Jimmy Morales, del partido FCN-Nación, del cual secretario general, no reportó los gastos de campaña del 2015 y calificaron que algunos pudieron ser ilícitos y provenientes de financistas anónimos.

Así como ante esa petición, los diputados  han guardado silencio respecto de la decisión   del mandatario de calificar   non grato al jefe de la Cicig, Iván Velásquez,  

Se esperaba que el lunes último, en la reunión de jefes de bloques,  se plantearía la posición de las bancadas, pero el  tema pasó inadvertido.

Ayer, durante en la sesión plenaria, sucedió lo mismo. Los congresistas han evitado hablar sobre lo que ocurre en el país y se han olvidado de discursos incendiarios; más bien   lograron avanzar en la aprobación de la ley que incrementará de Q1.11 a Q4  el dinero que se destina  para la alimentación escolar, por cada niño.

Algunos diputados hablaron  de prudencia, como Amílcar Pop, quien indicó que es preferible no opinar porque si lo hace y resulta electo  para integrar la comisión pesquisidora podría ganarse una denuncia y se le pediría inhibirse, debido a que emitió criterio por adelantado.

Otros han optado por reunirse fuera del Congreso, en especial las bancadas y diputados aliados al bloque oficial, quienes  también han evitado hablar.

En tanto, la bancada del Gobierno intenta mandar un mensaje de unión y de apoyo al mandatario Morales. Al buen estilo del desaparecido partido Libertad Democrática Renovada (Líder), se toman fotografías de grupo para reflejar cohesión.

Los pocos que  han hablado, como Fernando Linares Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional, y Javier Hernández, de FCN-Nación, comparten discurso con el presidente y aseguran que las investigaciones del MP y de la Cicig, bajo el mando de Velásquez, han sido selectivas y que como legisladores han sido presionados con investigaciones judiciales.

Si hoy la CSJ falla a favor,  la solicitud debe ser enviada al Congreso para que integre una comisión pesquisidora que  analice si la investigación es espuria, política o ilegítima.

Para ello, esa instancia debe  escuchar a las partes; es decir, el MP y la Cicig tendrán que justificar la denuncia y explicar por qué piden que se le reitre el antejuicio al mandatario.  

La comisión emitiría un informe circunstanciado del que debería dar cuenta al pleno en sesión ordinaria, en la cual se deberá decidir con 105 votos si se le retira  la inmunidad a Morales para que sea investigado. De no lograrse esa cantidad, algún congresista podría pedir que se vuelva a repetir la votación.

A casi dos años del próximo proceso electoral, esta votación podría tener un impacto político en diputados y partidos.