Canciller Sandra Jovel cree que caso de adopción es una persecución política

La canciller, Sandra Jovel, aseguró que las acusaciones contra ella en el caso de adopción irregular rechazado tres veces por los juzgados son una “persecución política”.

Sandra Jovel, ministra de Relaciones Exteriores, durante una de las declaraciones que ha dado en los últimos días, luego de reunión de gabinete de gobierno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Sandra Jovel, ministra de Relaciones Exteriores, durante una de las declaraciones que ha dado en los últimos días, luego de reunión de gabinete de gobierno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

“Realmente siento que es una persecución política porque, en primer lugar, se ha rechazado en tres oportunidades. Tres juzgados han sobreseído las denuncias porque en ningún caso se ha encontrado ni un solo elemento que pudiera avalar que hubo una adopción irregular”, argumentó la canciller en una entrevista con EFE.

” href=”https://www.prensalibre.com/guatemala/politica/de-que-hablaron-la-canciller-sandra-jovel-y-el-procurador-jordan-rodas” /]
La ministra explicó que el bebé “fue adoptado en su momento” y que aunque “todo el mundo” cree que ella lo tiene “no es cierto”, pues el pequeño “está con su familia desde hace más de siete años”.

“Y es absurdo que me quieran acusar de una adopción irregular cuando no ha existido ninguna adopción. Y no es un tema político. Es una cuestión de índole personal, donde lo único que hice fue tener al bebé un tiempo por orden de un juez, de manera legal, como familia sustituta”, enfatizó la funcionaria.

No deje de leer: Feci: Canciller hace afirmaciones falsas y tendenciosas sobre investigaciones

A mediados de este mes de septiembre, la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó la anulación de la persecución penal contra la canciller por esta causa, pero la Fiscalía anunció que recurriría la decisión ante la Corte de Constitucionalidad.

Detalles del caso

La causa se remonta a 2010, cuando un menor fue abandonado por sus padres biológicos en la capital y rescatado por la Procuraduría General de la Nación (PGN), que lo puso a disposición del juez de Paz Penal. Este, según la investigación de la Fiscalía, concertó la entrega del menor a una familia adoptiva.

Días después, el Juzgado de Niñez y Adolescencia observó irregularidades en la adopción y ordenó que el niño fuera enviado a un albergue de forma temporal, hasta que Dominga Ordóñez Sáenz y su esposo, registrados en el programa de adopciones de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, lograron la custodia del menor.

Para leer más: Canciller recuerda al secretario general de la ONU que está al servicio de los países

Ordóñez Sáenz, asesora de Jovel en la Cancillería hasta mayo de 2016, entregó el menor a su entonces superiora, según los argumentos de la fiscalía, rechazados ya en tres ocasiones por los jueces.

Sandra Jovel, quien lamentó tras una vista que estaban “criminalizando un acto de amor”, reiteró su inocencia y aclaró a EFE que “los jueces lo han sobreseído en tres oportunidades, pero realmente ha habido una persecución política motivada por el puesto que que estoy ostentando en este momento”, puntualizó.

Contenido relacionado

>Fiscalía inicia pesquisas por declaraciones de canciller Sandra Jovel
> Gobierno denuncia que Cicig se volvió un aparato clandestino

> Gobierno no dejará regresar al país a Iván Velásquez