¿Cómo la liberación de Manuel Baldizón podría incidir en las fuerzas políticas del país?

En las elecciones de 2011 Baldizón quedó en segundo lugar y perdió la presidencia ante el general en situación de retiro Otto Pérez Molina.

Publicado el
Manuel Baldizón aún mantiene procesos penales pendientes en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Manuel Baldizón aún mantiene procesos penales pendientes en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El pasado 7 de junio Manuel Baldizón dejó la prisión  McRae del estado de Giorgia. Salió 18 meses antes de cumplir su condena que finalizaba el 16 de diciembre de 2023.

Baldizón recibió una pena de 50 meses de cárcel porque aceptó dinero del narcotráfico para financiar sus campañas en Guatemala, pero no es el único caso que pesa sobre sus hombros.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) mantiene activa una alerta roja internacional contra Baldizón porque sospechan que también participó en la red internacional de sobornos, conocida como el Caso Oderbrecht.

Pero a una semana que la justicia norteamericana liberó a Baldizón el Ministerio Público (MP) de Guatemala no ha sido notificado, según su portavoz Juan Luis Pantaleón.

“Por el momento el MP no ha sido notificado al respecto, sin embargo la Feci ya requirió información respecto a su situación legal en Estados Unidos para proceder con los trámites que correspondan”, señaló.

La libertad anticipada que recibe Baldizón lo deja fuera de la cárcel en pleno periodo preelectoral, pero por ahora no vendrá a Guatemala, temé por su vida y solicitó un asilo político.

Baldizón queda en libertad en un momento clave para la política y la democracia, donde el lema de la lucha contra la corrupción que frustró su casi asegurada presidencia en 2015 ha ido perdiendo fuerza con el pasar de los años.

Simplemente con el hecho de permanecer en libertad, venga o no a Guatemala analistas afirman que Baldizón va a incidir en el pulso político de las elecciones generales del 2023.

Tras los jóvenes

Manuel Baldizón es conocido para la mayoría de guatemaltecos. En 2011 y 2015 estuvo cerca de alcanzar la presidencia pero las investigaciones de hace siete años frenaron sus ambiciones presidenciales.

En este 2022 el lema de lucha contra la corrupción ha ido perdiendo fuerza, incluso es asociado a la extrema izquierda según Allan Ortiz, analista político y director de Guate Activa.

“Si Baldizón no participa de manera directa como candidato fácilmente podría apadrinar a un personaje o grupo alrededor de un proyecto político. No es secreto que el hijo de Baldizón impulsa ‘Cambio’, y que a pesar de intentar una narrativa de distancia de su papá a final de cuentas es su hijo”.

Pero para las elecciones del próximo año habrá nuevos votantes, que quizá por falta de interés en la política desconocerán los antecedentes de Baldizón, un personaje fuera de foco desde 2015, y esto puede ser utilizado a su favor.

“La data sugiere que el votante joven desconoce nombres de candidatos favoritos, los de 18 a25 años algo habrá escuchado de Sandra Torres, Zury Ríos y Roberto Arzú, pero no de Baldizón lo que lo convierte en un candidato virtual para esas audiencias porque lo desconocen”, explicó Ortiz.

Pero Marielos Chang, analista política, estima que aunque la figura de Baldizón acapare un caudal interesante de votantes tendrá el mismo reto que Sandra Torres: luchar contra un anti voto.

“Puede significar que vaya a tener un caudal de votos pero que encuentre un tope, a diferencia de otras figuras o candidatos que se están dando a conocer y que tienen posibilidades de crecimiento; creo que el caso de Baldizón podría ser similar al de Sandra Torres”.

Lea también: De su puño y letra, Manuel Baldizón pide a Consuelo Porras ser colaborador eficaz

Ofertas populistas

Aunque los expertos no saben medir que tanto puede inclinar en la balanza política Manuel Baldizón, hay quienes sospechan que la candidata más afectada podría ser Sandra Torres.

Ambos han basado su oferta político electoral en los programas sociales y discursos populistas, lo que reñiría con los simpatizantes que mantiene Torres sin contar que la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) corre el riesgo de desaparecer.

“Él es un populista y dice lo que la gente quiere escuchar, por eso atrae a las personas por su discurso, siempre lo ha manejado de esa forma. Todo a través de los discursos y los obsequios podría favorecerse o bien a cualquiera que decida apadrinar”, señaló Pedro Cruz, integrante de Primero Guatemala.

Independiente si es candidato o si tan solo juega el rol de padrino, Baldizón si va a incidir en las elecciones del próximo año por lo que se requiere que todos los votantes se informen, agregó Cruz.

“Baldizón va a influir en las próximas elecciones. Mantiene su estructura, la gente a su alrededor aún le responde o le debe favores, probablemente va a retomar. Yo esperaría que el TSE logre aplicar el 113 constitucional a todo aquel posible candidato donde la honorabilidad se tome en consideración”.

Todos los expertos apuntan que Baldizón va a tratar de repetir la fórmula “Alfonso Portillo”, quien tras reconocer crímenes en México, apoyado de una robusta estrategia política logró ganar la presidencia.

“Si canaliza una campaña exitosa si podría acaparar un caudal de voto interesante, porque tienen que minimizar los señalamientos penales que enfrentó en Estados Unidos, se debe evaluar qué respuesta tendrá el electorado guatemalteco”, explicó Jorge Wong, politólogo.

Los analistas destacan que los votantes deben de tener antecedentes de todos los candidatos y personajes que orbiten a su alrededor, para evitar que la ignorancia premie en las elecciones y se coloque a un lobo con piel de oveja en la presidencia.