Pesquisidora en contra del presidente queda en manos de la oposición

La Comisión Pesquisidora encargada de revisar las diligencias de antejuicio en contra del presidente Jimmy Morales quedó integrada en su mayoría por congresistas opositores.

Publicado el
Los diputados deberán conocer el antejuicio contra el gobernante y elegir una comisión pesquisidora por sorteo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los diputados deberán conocer el antejuicio contra el gobernante y elegir una comisión pesquisidora por sorteo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La integración de la comisión se realizó por sorteo en el hemiciclo parlamentario durante la Sesión Plenaria de este martes.

El presidente es Luis Fernando Montenegro, de Encuentro por Guatemala  (EG); secretario, Carlos Santiago Nájera, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); vocal I, Fidel Reyes Lee, de la UNE;  vocal II, Rudy Pereira, del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), y vocal III, Boris España, quien es independiente.

Resalta que a diferencia de situaciones anteriores nadie en el pleno pidió que se emplazara a la Comisión por lo que los diputado pesquisidores podrán entregar su informe cuando lo consideren pertinente.

Posteriormente a haber sido electos los miembros de la Comisión Pesquisidora  brindaron una conferencia de Prensa donde indicaron que se apegarán a los que dice la ley y actuarán de forma imparcial ante lo que calificaron como “una situación delicada”.

El presidente de la comisión fue consultado sobre la situación de que la mayoría de integrantes de la pesquisidora son diputados opositores al partido oficial y si esto podría crear suspicacias.

“No debiera haber ninguna pena en ese sentido, fuimos electo por sorteo y estoy seguro de que haremos un trabajo como corresponde, responsable y sin ningún tinte político, ni carga ideológica, no hay de qué preocuparse”, aseveró Montenegro.

Sin plazo

Pese a que no se pidió un plazo para que la Comisión entregue su informe al pleno el presidente de la Pesquisidora insistió en que se tienen dos meses para hacer el trabajo.

“El pleno no fijo como en otras ocasiones un plazo para hacer este trabajo, lo dejo libre, no sé por qué pasó”, señaló Montenegro, quien dijo que no cree que se tarden los dos meses para rendir el informe.

“No es adecuado tardarse tiempo porque es un trabajo muy complejo, pero tampoco lo haremos a la velocidad del rayo y nos tomaremos el tiempo que corresponda”, aseveró el congresista.

Montenegro indicó que solicitará el miércoles el expediente y lo repartirá entre los miembros de la Comisión pesquisidora y dará un tiempo prudencial para que se haga el análisis del mismo por lo que no cree que las audiencias se hagan esta semana.

El legislador adelantó que todas las sesiones de la Comisión se realizarán en el Congreso y serán públicas y transparentes.

“Vine al Congreso a cumplir con un papel que me corresponde como diputado, soy miembro de EG, pero mi papel en este momento porque es por el país y tengo que responder a ese requerimiento”, señaló Montenegro.

El congresista aseguró que la situación por la que pasa la secretaria de EG no tiene por qué ser una carga y aseguró que no habrá ningún problema en el desarrollo de esta comisión pesquisidora.

También se le consultó como evitaría que su dictamen no fuera como el que emitió la última pesquisidora que fue duramente criticado por no ser específico y ambiguo.

“Tengo entendido que en ese momento no se pusieron de acuerdo todos los miembros de la comisión. Es válido que alguien que no esté de acuerdo vote en contra, pero de lo que estoy seguro es que debemos sacar un dictamen categórico”, aseveró el diputado.” transformer=”gsi.gn3quote.SCD_ColumnaRelacionadaNota_2017″ /]

Posturas

Santiago Nájera, secretario de la pesquisidora, señaló que este es un juicio político histórico para Guatemala y la comisión tiene una gran responsabilidad con el pueblo.

“Tenemos que ser respetuosos y cumplidores de la Constitución. Tengan la plena seguridad que esta comisión va a trabajar por emitir un dictamen apegado a derecho”, señaló Nájera.

Agregó que se coordinará con los miembros de la Pesquisidora para poder realizar un cronograma de actividad y poder trabajar de forma conjunta.

Recalcó que se trabajará con transparencia y sin ningún sesgo. “Vamos a analizar el expediente profundamente y no estamos emitiendo ningún juicio de valor”, aseguró.

Fidel Reyes Lee, vocal I, concordó que el trabajo que realizará la Comisión es de vital importancia para el pueblo guatemalteco.

“Para ello tenemos que ser imparciales y no arriesgar el bien particular. En pocas palabras tenemos que ser esclavos de la ley”, aseveró el parlamentario.

Rudy Pereira, vocal II, único representante del oficialismo en la comisión, también señaló que se está “en un juicio político trascendental” pues se trata del presidente del país.

“No he recibido ninguna llamada y no he recibido ninguna instrucción. No representamos un partido nos eligieron en el pleno para conocer el antejuicio y en este momento no podemos emitir opinión porque no conocemos el expediente”, respondió el diputado cuando se le preguntó si había recibido alguna instrucción de su bancada.

Pereira aseguró que la comisión actuara de forma imparcial y objetiva. “No tengo ninguna injerencia de nadie, nadie me ha llamado o acercado para decirme nada”, puntualizó.

Boris España, vocal III, consideró que el análisis que debe hacer la pesquisidora es legal y político debe y al final “se tratará de ser objetivo en ambos temas”, pero será el pleno el que decida si se retira el fuero al presidente o no.

“Interés políticos cada quien tiene, pero independientemente de esto el análisis que se haga del antejuicio debe ser objetivo”, finalizó España.

El presidente Jimmy Morales es señalado por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala de no haber reportado al Tribunal Supremo Electoral Q7 millones 920 mil 375.70 durante la campaña de 2015, cuando fue candidato presidencial y secretario general del Frente de Convergencia Nacional (FCN Nación).