Congresistas de EE. UU. piden acciones para esclarecer ataques contra líderes campesinos

Un grupo de 29 congresistas estadounidenses, entre ellos Norma Torres, de origen guatemalteco, envió una carta al embajador de los Estados Unidos en Guatemala, Luis Arreaga, en la que expresa preocupación por los reiterados ataques a defensores de derechos humanos y líderes campesinos.

Embajador de EE. UU., Luis Arreaga, visitó proyectos financiados por su país en Quiché. (Foto Prensa Libre: Cortesía Embajada de EE. UU.)
Embajador de EE. UU., Luis Arreaga, visitó proyectos financiados por su país en Quiché. (Foto Prensa Libre: Cortesía Embajada de EE. UU.)

La carta fue validada por Prensa Libre a través de fuentes cercanas a los congresistas estadounidenses.


Los representantes señalaron que monitorearán de cerca la actuación de la fiscal General, María Consuelo Porras, mientras investiga quiénes son los responsables de la persecución ilegal en contra de los líderes campesinos.

La misiva, firmada el 11 de julio, señala que la decisión del presidente Jimmy Morales de seleccionar a Porras como cabeza del ente investigador cobra especial importancia en el actual contexto que se encuentra el país. “La justicia se ha deteriorado”, apuntan.

En este sentido, señalan que el trabajo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig) ha “liderado el cambio de exponer y perseguir la corrupción que ha sido encontrada en el gobierno de Guatemala”. “Los logros de la Cicig son prominentes, pero seríamos remisos si descuidáramos todo el trabajo que queda por hacer”, se lee.

De acuerdo con la carta, la corrupción también ha jugado un papel prominente en temas de tierra y administración de
justicia,
pues se registran más de 1 mil 424 disputas por tierras en el país.

Lea al respecto: Relatora de la ONU denuncia que persiste el racismo y la discriminación en Guatemala

Los representantes evocaron en la carta el asesinato de tres activistas de derechos humanos: Luis Arturo Marroquín, José Can Xol y Mateo Chaman Paau, cuyos victimarios no han sido identificados.

Esos crímenes ocurrieron después de la visita en mayo a Guatemala de Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de la ONU sobre Pueblos Indígenas, quien observó “procedimientos contra indígenas que buscan defender sus tierras” y hay una criminalización para quienes buscan por vías legales la resolución de conflictos de tierra.


Ante las agresiones contra líderes campesinos suscitadas entre mayo y junio de este año en Guatemala, la organización no gubernamental Guatemala Human Rights Commission (GHRC) visitó Jalapa, Chiquimula y Alta Verapaz, donde constató la falta de acceso a la justicia por estos hechos, por lo que las comunidades indígenas se sienten amenazadas y atemorizadas.

Investigación está en curso

Julia Barrera, vocera de la Fiscalía, confirmó que hay una investigación en curso a cargo de la Fiscalía de Derechos Humanos que para esclarecer las agresiones en contra de los líderes campesinos y para encontrar a los autores materiales e intelectuales de los hechos.

Visita comunidades indígenas

El embajador Luis Arreaga estuvo tres días en el Quiché, donde dijo en entrevista con Prensa Libre que su país tiene tres líneas de trabajo en Guatemala: la prosperidad, la gobernanza y la seguridad.

“En base a este orden decidí visitar el departamento para conocer de primera mano el trabajo que nosotros estamos haciendo en esta región”, señaló.

Luis Arreaga verifica proyectos con jóvenes de Chichicastenango, Quiché. (Foto: Embajada de EE. UU.).

“Era importante hablar con los jóvenes, con las autoridades ancestrales, con las autoridades estatales y con nuestros trabajadores para conocer si los proyectos están funcionando o no”, agregó el diplomático. 

Arreaga manifestó que visito Chichicastenango, Sacapulas y Santa Cruz del Quiché, donde reconoció que existe una gran diferencia entre la capital y la pronvicia, y resaltó que “es importante reconocer la falta de oportunidades que se viven en esta región”.

En cuanto a la corrupción, dijo que esta “es una guerra que tiene diferentes frentes: está la investigación, concientización de la población y la transparencia; en unos ha habido avances y en otros retrocesos, depende de en qué momento en que se tome la fotografía, pero tendría que verse toda la secuencia para hablar de resultados”, expresó.

Contenido relacionado

> Sigue el baño de sangre en Nicaragua después de tres meses de crisis
> Esta banda no solo robaron un furgón sino que mataron a la familia de uno de sus compinches
> “Papá, te separaste de mí ¿ya no me amas? Este fue el emotivo reencuentro de un migrante y su hijo