Militares se repliegan

Entre aplausos y muestras de gratitud, vecinos de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, despidieron al primer contingente del Ejército y de la PNC que se replegó de ese poblado.

Publicado el
El retiro paulatino de 480 militares y 350 policías comenzó ayer en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango.
El retiro paulatino de 480 militares y 350 policías comenzó ayer en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango.

Según el concejal primero de la Municipalidad local, Antulio Samayoa, algunos pobladores tienen temor de venganzas por parte de los familiares de las personas aprehendidas, quienes viven en las cercanías de la Hidro Santa Cruz.

Tras el repliegue, en el ambiente se reflejaban sentimientos encontrados.

Uno de los pobladores dijo que están listos para defender a su pueblo: “No vamos a dejar entrar a bochincheros, no estamos provocando a nadie y por lo mismo no queremos que la gente de las aldeas venga a hacer relajo, porque estamos dispuestos a dar la vida si es necesario, solo queremos vivir en paz”, dijo Leonel Méndez.

El 1 de mayo último murió baleado Andrés Miguel, de la aldea El Recreo. Pobladores vincularon en el crimen a la hidroeléctrica local, lo que propició ataques a la comuna y otras estructuras. Fue entonces que el Gobierno decretó estado de Sitio durante 30 días, que revocó el viernes pasado.

El 15 de mayo, cinco mil personas participaron en una marcha pacífica en la cabecera departamental contra la medida.