Ultimada dueña de venta de licor

En una venta de licor ubicada en la 3a. avenida A y 50 calle, Villalobos 2, Villa Nueva, fue ultimada ayer Fabina Adela Ramírez Solís, de 52 años, quien cuidaba a su nieta de 1 año.

Publicado el
curiosos observan el lugar donde fue atacada una  pareja, en la  zona 5.
curiosos observan el lugar donde fue atacada una pareja, en la zona 5.

Los Bomberos Municipales que atendieron la emergencia informaron que la víctima era la propietaria del negocio.

Carlos Hernández, portavoz del cuerpo de socorro, señaló que la menor se encontraba envuelta en una sábana y fue alcanzada por la sangre de su abuela, pero salió ilesa del ataque armado.

Ramírez Solís fue identificada por su hermana, quien llegó al lugar, no daba crédito a lo sucedido y dijo que desconocía el motivo del ataque.

La víctima quedó tirada detrás del mostrador de vidrio.

Vecinos de la víctima indicaron que ella no se metía con nadie y extrañaban que individuos le hayan llegado a dar muerte, ya que era una mujer trabajadora.

Algunas de las vecinas manifestaron, entristecidas, que Ramírez Solís había sacado adelante a su familia, pues era madre soltera y actualmente, aparte de atender el negocio, cuidaba a tres nietos.

Otro ataque

En la 36 avenida y 22 calle, colonia Arrivillaga, zona 5, durante un ataque armado resultó herida Cindy Patricia Navarro, 21, al momento de salir del puesto de Salud.

En ese centro asistencial se informó que era la segunda ocasión que la víctima llegaba a control médico y que tenía seis semanas de gestación.

Sobre la banqueta de la casa identificada con el número 22-36, en donde funciona la academia de mecanografía Atitlán, quedaron tiradas las medicinas que llevaba.

En el Hospital General San Juan de Dios, adonde fue trasladada la fémina, se informó a las 18.30 horas, que su cuadro clínico era reservado, debido a que por la gravedad de las heridas los médicos la mantenían en observación constante, con el objetivo de mantenerla viva.

La víctima iba acompañada de Jaime Santos, quien se presume que es su conviviente y resultó herido de bala en la cabeza. El diagnóstico clínico de Santos también era crítico y se encontraba en el cuarto de shock, informó Selvin Rustrián, portavoz del centro hospitalario.