Va a prisión por discriminación

Brenda López Solís fue enviada a prisión preventiva ayer por discriminación, por haber lanzado improperios contra su compañera de trabajo en el Organismo Judicial, según resolución del Juzgado Undécimo del ramo Penal.

En la audiencia de primera declaración, el juez undécimo Eduardo Cojulum ligó a proceso penal a López, primer caso de prisión por discriminación.

La agraviada, Ana María Mejía, expresó que ambas laboraban en el Juzgado Octavo de Instancia Penal; ella era comisaria, y su compañera, notificadora.

“Me decía que era una india, que mejor debería trabajar en un mercado. Me ofendía al decirme que mis padres usan el traje indígena, y me hablaba con palabras soeces”, relató.

El Ministerio Público presentó a cuatro compañeros de ambas como testigos del trato que López le daba a Mejía. Al escuchar la resolución del juez, la sindicada soltó en llanto.

Juan Mejía, abogado de la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo, dijo que ha habido tres sentencias por discriminación, pero ninguna había implicado cárcel.

Hasta ahora han recibido más de 300 denuncias de ese tipo de delito.