1 mil 157 balas y un rifle de asalto: así fue como el asesino se armó para llevar a cabo el tiroteo en la escuela primaria de Texas

Salvador Ramos, adolescente que mató a 19 niños en una escuela, llevaba un rifle de asalto y miles de balas dentro de su mochila, según las autoridades de Texas.

Publicado el
rmamento Salvador Ramos
El joven asesinó a 21 personas previo a ser abatido por las autoridades de Texas. (Foto Prensa Libre: @AlertaMundial/Twitter y Pixabay)

Este martes 24 de mayo se dio uno de los tiroteos escolares más mortíferos e impactantes en la historia de Estados Unidos, cuando un adolescente ingresó a las instalaciones de la escuela primaria Robb, ubicada en Texas, y asesinó a 19 niños y dos maestras.

Salvador Ramos, autor de esta masacre, llegó a esta escuela luego de disparar contra su abuela y herirla de gravedad al momento de salir de su casa con dos rifles de asalto y cientos de municiones. 

De acuerdo con las autoridades, el asesino llevaba consigo 1 mil 157 balas dentro de su mochila y un rifle de asalto cargado al momento de bajar de su vehículo e ingresar a la escuela.

Asimismo, informaron que en las instalaciones del colegio fueron hallados tres peines, artefacto utilizado para almacenar múltiples cartuchos, de las 61 que había comprado previo a llevar a cabo la masacre.

Lea también: “Era la risa del demonio”: sobreviviente del tiroteo en Texas revela que el asesino se reía mientras le disparaba a los niños de la escuela

Por su parte, Steven McCraw, jefe de Seguridad Pública de Texas, reiteró que Salvador Ramos llevaba consigo miles de balas para realizar su plan y que, días antes del ataque, el asesino le había pedido a su hermana que la ayudara a comprar otra arma.

Sin embargo, ella se negó y el joven de 18 años se quedó solamente con los dos rifles de asalto que había comprado días después de llegar a la mayoría de edad.

Lea más: Tiroteo en Texas: la historia de la niña que se cubrió de sangre y fingió estar muerta para salir con vida de la masacre escolar

Estas revelaciones se dieron durante la misma conferencia de prensa en donde el jefe de Seguridad Pública de Texas admitió que la policía tomó la decisión incorrecta al no derribar la puerta del aula donde estaba Salvador Ramos.

Por el contrario, los agentes policiales esperaron a que un empleado del colegio abriera la puerta del salón en el que el asesino estaba junto con decenas de niños y dos maestras y hasta en ese momento abrieron fuego contra Ramos.

Le puede interesar: “Gracias, mami”: El testimonio de una madre que entró en medio del tiroteo en la escuela primaria de Texas para salvar a sus dos hijos

“(El jefe policial) consideró que había tiempo y que ya no había más niños en peligro. Obviamente, sí que los había y el atacante seguía activo. Fue la decisión incorrecta y no hay ninguna excusa que valga”, reconoció McCraw.

Tiroteo Texas
El tiroteo registrado en la escuela primaria de Robb ubicado en Uvalde cobró la vida de 21 personas, incluidos 19 niños y dos profesoras. (Foto Prensa Libre: AFP)