Pablo Escobar: la desconocida traición familiar que habría provocado la muerte del narcotraficante

Existen varias teorías sobre la muerte de Pablo Escobar; sin embargo, una de ellas relata que el capo fue traicionado por un familiar cercano horas antes de su asesinato en Medellín.

Publicado el
Pablo Escobar
Pablo Escobar es considerado como el narcotraficante más poderoso de la historia. (Foto Prensa Libre: Crimen+Investigaciones)

Existen varios rumores alrededor de la muerte de Pablo Escobar. Algunas versiones afirman que el narcotraficante se habría suicidado y existen otras que mencionan que fue víctima de sus enemigos en el mundo del tráfico de drogas.

Sin embargo, la versión oficial sobre su fallecimiento establece que el capo del narcotráfico perdió la vida el 2 de diciembre de 1993 sobre el tejado de la casa en la que permanecía escondido en Medellín.

Este informe también menciona que Pablo Escobar fue abatido por el comandante del Bloque de Búsqueda, Hugo Aguilar, quien estaba tras los pasos del líder del Cártel de Medellín desde hace varios meses atrás.

Según esta versión, la ubicación de Escobar fue descubierta debido a una llamada de aproximadamente 5 minutos entre el capo del narcotráfico y su familia, tiempo suficiente para que las autoridades colombianas y estadounidenses dieran con su paradero.

La mayoría de versiones acerca de la muerte de Pablo Escobar coinciden en que la llamada hacia su familia fue clave en esta operación.

Lea también: Pablo Escobar: el día en que el narcotraficante amenazó a varios árbitros argentinos previo a un partido del Atlético Nacional

No obstante, existe una historia poco conocida sobre su muerte, la cual relata una traición de por parte de la familia del “Patrón”, la cual fue incitada por sus enemigos.

Esta supuesta traición familiar fue revelada por Aura Rocío Restrepo, amante del narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela, rival directo de Escobar en el mundo del crimen organizado.

Por medio de su libro “Ya no quiero callar”, la ex reina de belleza resta importancia a la llamada telefónica realizada por Pablo Escobar ya que sus enemigos conocían la ubicación de su escondite debido a la confesión de Gustavito Gaviria, hijo de Gustavo Gaviria, primo y mano derecha del líder del Cártel de Medellín.

La historia dice que Gilberto Rodríguez Orejuela, Miguel Rodríguez Orejuela, Helmer “Pancho” Herrera y José “Chepe” Santacruz, líderes del Cártel de Cali, aportaron una fuerte suma de dinero para financiar a la agrupación “Los Perseguidores de Pablo Escobar”, conocida popularmente como “Los Pepes”.

Además: Pablo Escobar: las revelaciones que hizo su amante sobre el capo (qué pensó cuando lo dejó y por qué comenzó a usar dinamita)

Este grupo paramilitar, encabezado por los hermanos Fidel y Carlos Castaño, y “Don Berna”, buscaba debilitar a Pablo Escobar por medio del asesinato de sus aliados más cercanos.

Pablo Escobar fue abatido el 2 de diciembre de 1993 en el techo de la casa que utilizaba como escondite en Medellín. (Foto Prensa Libre: BBC)

De esta manera, “Los Pepes” secuestraron a Gustavito luego de dar con su ubicación y lo interrogaron para conocer el paradero del líder del Cártel de Medellín.

“Según me dijo Gilberto, el hijo de Gaviria había llegado del exterior días atrás. El ingreso al país fue detectado por agentes de inmigración, que lo reportaron de inmediato. Escobar estaba tan desesperado y aislado que cometió el error de llevar a Gaviria a la casa donde se escondía”, relató Restrepo en su texto.

El grupo paramilitar torturó al sobrino de Pablo Escobar hasta que dio la ubicación exacta del escondite del capo del narcotráfico en Medellín.

Lea más: Pablo Escobar: los escalofriantes apuntes que hacía en la libreta que siempre llevaba consigo

Tras su confesión, Gustavito Gaviria fue asesinado por “Los Pepes” y su cuerpo fue localizado con múltiples impactos de bala horas después de la muerte de Escobar.

La historia sobre esta supuesta traición familiar cobra fuerza luego que “Los Pepes” conocieran el paradero de Pablo Escobar y de acuerdo con el relato de la ex reina de belleza, el temido narcotraficante fue abatido por el poderío armamentístico de este grupo.

“No tengo cómo probar nada, pero sí puedo dar fe de lo que mi pareja me contó. Su relato coincide en su totalidad con lo que él les contó a algunos de sus escoltas, que veinte años después hablaron conmigo para este libro”, concluyó Aura Rocío Restrepo.