Unidades de Batalla Bolivar Chávez están listas para municipales

Nelsy Orozco, chavista confesa, tiene planeado despertar este domingo a las 01h30. Esa madrugada tiene una cita ineludible con sus compañeros de las “Unidades de Batalla Bolívar-Chávez” (UBCH) para movilizar votantes y asegurar el triunfo en el oeste de Caracas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (D) y el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. (Foto Prensa Libre: AFP).
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (D) y el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. (Foto Prensa Libre: AFP).

CARACAS.-“Aquí, en la UBCH de (la popular zona) Mario Briceño, nunca hemos perdido una elección. Es que ni siquiera hay que arriar a nadie para que vote”, dijo Nelsy, orgullosa del espíritu chavista que han consolidado en la zona de Catia.

Esta unidad, como todas las otras que integran la maquinaria electoral chavista, tienen el listado de las personas que serán trasladadas en carros o motos “para no perder esos votos. Si alguien vive lejos, nos comprometemos a llevarlo”, afirma Nelsy.

Durante los últimos años, esta mujer y sus más de 40 compañeros de UBCH se han esforzado por cumplir el “uno por 10”, la estructura lanzada por el fallecido Hugo Chávez para asegurar diez “votos duros” por cada militante.

Para el ex jefe de campaña de Chávez en 1998 y doctor en Derecho Político, Alexander Luzardo, se trata de una “puesta en escena de viejas tácticas de partidos tradicionales, como Acción Democrática, para la organización político electoral, con la diferencia de que tienes además a funcionarios públicos en campaña y muchos recursos”.

Organización y arepas

Esta organización electoral opera desde la fundación del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en 2007, explicó en entrevista Jorge Rodríguez, alcalde del chavista municipio Libertador, el mayor de los cinco que integran el área metropolitana de Caracas.

Las UBCH tienen cuatro coordinadores, cada uno responsable de movilizar 10 votos: un enlace con el partido; un responsable de la propaganda y de tener listas las arepas del desayuno para los miembros de mesa; testigos que velan por el orden en el centro de votación; y movilizadores de votantes, el componente que mayores recompensas genera al chavismo.

La estructura ha cambiado desde 2007, cuando se llamaban “batallones socialistas” y contaban con 300 militantes, explica Rodríguez. “No eran fáciles de abordar”, recuerda.

Entonces, redujeron la organización y la bautizaron “patrullas socialistas”. Sin embargo, para el 7 de octubre “Chávez aligeró su funcionamiento, las llamó Unidades de Batalla Carabobo y salió la estructura definitiva, del 1×10, que ahora llamamos Unidades de Batalla Bolívar Chávez”, agregó Rodríguez.

Con esa estructura, el chavismo ha asegurado la conformación de 13 mil 683 UBCH, equivalentes a más de cinco millones de “votos duros”, llamados “la vanguardia”, encargados de ganar este domingo.

Pero no todas las UBCH tienen la meta de ganar en su centro de votación. “Al haber tantos votantes de oposición, no ganamos. Nosotros solo sumamos votos”, explica Héctor Fabio, coordinador de una unidad de batalla en una zona de clase media de Caracas.