Video: anciana de 103 años sobrevive al coronavirus en México y pide a médicos que se cuiden

Una mujer de 103 años venció al coronavirus en México, y pese a su avanzada edad no necesitó de respiración mecánica durante el tratamiento.

La anciana se recuperó en el Instituto Mexicano del Seguro Social. (Foto Prensa Libre: Tomada de video)
La anciana se recuperó en el Instituto Mexicano del Seguro Social. (Foto Prensa Libre: Tomada de video)

Una mexicana de 103 años, que padece una afectación pulmonar grave crónica, se recuperó de Covid-19, luego de estar hospitalizada 11 días, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La mujer sufre EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) “derivada de cocinar durante mucho tiempo con leña”, pero no tiene hipertensión, diabetes u obesidad, agravantes en los pacientes del nuevo coronavirus, “lo que contribuyó al éxito en su tratamiento”, indicó el IMSS en un comunicado del sábado.

Doña María, como fue identificada, fue ingresada el 22 de setiembre en un hospital de Jalisco (oeste), con flujo nasal, fiebre y dificultad respiratoria, pero no requirió respirador mecánico.

“Siempre estuvo muy animosa, consciente, platicando con los médicos. Incluso al final nos recomendó a nosotros que nos cuidemos. Su evolución fue muy buena, los síntomas desaparecieron”, dijo el director del hospital, David Sánchez, citado en el comunicado.

La mujer fue dada de alta el viernes. En imágenes difundidas por el IMSS se le observa aplaudiéndole a los médicos mientras abandonaba el hospital en silla de ruedas.

México acumula más de 750 mil contagiados y casi 80 mil muertos por Covid 19 desde que el virus comenzó a detectarse en el país a finales de febrero.

Hasta el 11 de agosto, 78 personas con más de un siglo de vida, habían sido diagnosticadas en México con Covid-19, de las cuales 23 fallecieron (29.3%), según datos oficiales.

Uno de los casos más sorprendentes es el de un hombre de 118 años originario del estado de Tabasco (sureste, sobre el Golfo de México), quien presentó síntomas el 25 de julio pasado.

No tenía ninguna de las enfermedades de base asociadas a un mayor riesgo de muerte por el virus, y apenas requirió atención ambulatoria.