Política

Israel lamenta reconocimiento de Guatemala a Palestina

Guatemala cosecha aplausos y críticas este martes luego de reconocer el estado de Palestina, en línea con la decisión de la Asamblea General de la ONU del 29 de noviembre último.

Por AGENCIA EFE

CIUDAD DE GUATEMALA - Israel afirmó hoy que "no cree" que el reconocimiento de Palestina por Guatemala sea una medida que ayude a reanudar las negociaciones de paz en Oriente Medio y recomendó a la comunidad internacional a convencer a los palestinos para que regresen a las negociaciones.

“Esta decisión no apoya el proceso de paz, el conflicto no se resolverá sin negociaciones y el reconocimiento no alienta a los palestinos a volver a negociar”, dijo el portavoz del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Paul Hirschson, en declaraciones a la agencia EFE.

El portavoz apeló a la comunidad internacional a que “no se engañe a sí misma”.

“Todos sabemos, incluido Guatemala, que el estado de Palestina no existe y que su creación sólo puede salir de negociaciones, de forma que nuestra discrepancia no es en la esencia de la decisión sino en la forma de hacerlo”, observó.

Guatemala fue uno de los 41 Estados que se abstuvo en la decisión del 29 de noviembre, pero ayer su canciller, Fernando Carrera, anunció desde Nueva York un cambio de posición que, adujo, busca apoyar “las iniciativas de diálogo y paz de la comunidad internacional para una salida pacífica al conflicto palestino israelí”.

Carrera precisó que este cambio no perjudicará las relaciones del país centroamericano con Israel, que se remontan al histórico papel de Jorge García Granados, el diplomático guatemalteco que, como miembro de la Comisión de la ONU sobre Palestina (UNSCOP), recomendó en 1947 la resolución de partición del que era en aquel momento el Mandato Británico en la zona.

El de Guatemala, que ayudó a buscar apoyos en América Latina para la creación de un Estado judío, fue también el primer país en reconocer al Estado de Israel en 1948.

“Nos alegra saber que mantendrán sus buenas relaciones con nosotros, casi todos los Estados del mundo se han convencido de que trabajar juntos y fomentar las relaciones bilaterales es la mejor y quizás la única solución (pero resolver problemas)”, dijo en ese sentido el portavoz israelí.

Posteriormente, la embajada de Israel en Guatemala lamentó el reconocimiento del país hacia el Estado palestino.

"Esta declaración fue sorpresiva y decepcionante porque no es compatible con el nivel de relaciones que han existido entre Israel y Guatemala y no contribuye al proceso de diálogo que se esta realizando para llegar a un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos", expresa una declaración de la misión diplomática.

"Este conflicto se solucionara solo a través de conversaciones directas entre los dos lados que permitan llegar a un acuerdo firme y duradero de dos estados para dos pueblos, y cada intervención, solo perjudicara las negociaciones", añade.

Palestina saluda decisión

Por aparte, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se felicitó por la decisión de Guatemala de reconocer a Palestina como Estado.

“Palestina agradece el gesto solidario de Guatemala, su pueblo y su gobierno. Es un paso en la dirección correcta”, dijo el negociador Saeb Erekat en una nota remitida a la agencia EFE.

Los palestinos ven la decisión de Guatemala como una “inversión” en la paz que “reafirma la voluntad prácticamente absoluta de Latinoamérica de ser un actor activo en las relaciones internacionales”.

“Palestina es la puerta de entrada de Latinoamérica al resto de los países árabes y nosotros esperamos poder asumir ese rol con todo nuestro potencial una vez que termine la ocupación que dura 46 años”, subrayó el negociador palestino.

Erekat instó a los tres únicos países de América Latina que aún no han reconocido a Palestina -México, Colombia y Panamá- a que sigan los pasos de Guatemala y “se sitúen en el lado correcto de la historia”.

“Una voz unida de Latinoamérica llama a la justicia en Palestina y a la consolidación de la solución de dos Estados en la frontera de 1967, base para poder lograr la paz en nuestra región”, concluyó el negociador palestino.