Todos somos Román Carlos

Todos terminaremos siendo víctimas de esta vendetta visceral.