ESCENARIO DE VIDA

El monstruo

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

Entre todo lo que escuchamos día a día sobre la corrupción están también los casos ambientales que lloran sangre como el del ecocidio en las aguas del río La Pasión. Son problemas que nos agobian, pero no podemos dejar de pensar en el monstruo denominado “cambio climático” que no se ha desvanecido al terminar la última tormenta. Los científicos han anunciado más eventos extremos. La canícula prolongada que traerá una gran sequía al país en los próximos días es un indicio que debemos implementar medidas de adaptación y mitigación lo antes posible como prioridad nacional.

La Unión Europea está consciente de esto, por lo que el 17 de junio se llevó a cabo en todo el mundo la Celebración del Día Internacional de la Diplomacia Climática. En Guatemala, se reunieron los embajadores del Reino Unido, Alemania y Francia y sus representantes. Tuve la oportunidad de ser invitada para participar en dichas conversaciones junto al licenciado Benedicto Lucas, del Conap; el doctor Edwin Castellanos, de la UVG; la licenciada Alejandra Sobenes, representante del Consejo Nacional de Cambio Climático por Asorema, y Ricard Hernández, de Sostenibilidad de G-22.

El motivo de este día especial fue generar una mayor conciencia, alentar un debate informado e impulsar una respuesta conjunta al cambio climático. La Unión Europea evidentemente juega un papel protagónico y no me extraña, puesto que en las pasadas Convenciones Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas llamadas COP, la Unión Europea lo ha demostrado al ser un firme aliado de los países en vías de desarrollo, como el nuestro.

En vísperas de la próxima reunión de la COP 21, Francia, sede de la Cumbre, tiene la esperanza de que se cierre un acuerdo universal, vinculante y justo sobre el cambio climático, limitando el alza de temperatura a no más de dos grados Celsius. El MARN prepara sus objetivos de trabajo y entre ellos está la presentación del nuevo instrumento legal sobre cambio climático, la Ley de Cambio Climático como instrumento de política pública, aportes nacionales en temas de adaptación, desafíos del cambio climático, el Plan Nacional de Desarrollo Katún —Nuestra Guatemala 2032— y el Plan Nacional de Acción en Adaptación y Mitigación al Cambio Climático.

El MARN debe mantener un estrecho vínculo con las Mesas de Cambio Climático en toda la República y con Asorema que es parte del Consejo Nacional de Cambio Climático, en donde también participan otras instituciones gubernamentales y no gubernamentales. La Encíclica enviada por el papa Francisco dice en uno de sus párrafos así: “…la humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo para combatir este calentamiento…”. Tenemos terribles alarmas climáticas al acecho y si no definimos nuestras prioridades a tiempo, los siguientes eventos extremos nos harán sucumbir estrepitosamente. ¿Cómo puede la Cooperación Internacional ayudarnos si el Estado no designa un presupuesto para ello? Simplemente el mensaje es: “¡El cambio climático no es prioridad nacional para Guatemala!”.