Las niñas de Guatemala

Esta es una de esas columnas que nunca debió ser escrita, porque nunca tuvo que ocurrir la muerte de 40 niñas en un hogar de “resguardo” a cargo del Estado. Porque las niñas nunca debieron ser encerradas bajo llave en una habitación, y jamás debieron sufrir vejámenes por parte de las personas que tenían la responsabilidad de cuidarlas y protegerlas.