Opinión

Desde Ginebra

El incremento de los aranceles de importación

Eduardo Sperisen

Eduardo Sperisen

Las perspectivas de una guerra comercial global crecen cada vez más. Los medios de la prensa internacional publican noticias sobre la creciente amenaza de una espiral arancelaria, todo esto debido a la aplicación por parte de Estados Unidos de aranceles a productos de importación.

Como antecedentes podemos mencionar que, en enero, Estados Unidos impuso un arancel a las lavadoras residenciales, a las células y a los paneles solares importados. En marzo, al acero y al aluminio. También amenazó con incrementar los aranceles a la importación de productos chinos de tecnología avanzada y ha advertido de imponer impuestos a los automóviles europeos que entran a los Estados Unidos.

Recientemente, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, adelantó en rueda de prensa que el ejecutivo comunitario está considerando, en represalia, aplicar aranceles a la importación a una lista de varios productos, entre ellos siderúrgicos e industriales, al bourbon, la mantequilla de maní, los arándanos, el jugo de naranja, las motocicletas Harley Davidson y a los jeans Levi's.

Mientras Pekín, en respuesta, impone aranceles adicionales a 128 productos estadounidenses. Lo que se teme es que estos países entren en una escalada arancelaria que impactaría negativamente el frágil crecimiento del comercio global. Lo cierto es que países como China, la Unión Europea, Canadá, México y Noruega ya han iniciado los procedimientos para una solución de diferencias en la OMC.

Algunos países estaban inicialmente exentos de la aplicación de los aranceles; sin embargo, en junio se aplicaron aranceles al acero y al aluminio a los aliados de Estados Unidos, a Canadá, la Unión Europea y México. En abril, la Organización Mundial del Comercio (OMC) advirtió de que estaba detectando señales de que las tensiones comerciales ya podrían estar perjudicando la confianza empresarial y las decisiones de inversión. Una guerra comercial de ojo por ojo solo puede socavar la recuperación económica mundial.

Que es el Arancel a las importaciones. El Arancel de aduana más frecuente usado es el arancel a la importación y se paga en el momento en que los bienes ingresan al país, ya sea por vía aérea, terrestre o marítima. También hay otro tipo de aranceles; sobre las exportaciones es menos usual; otro es el arancel de tránsito, que grava los productos que entran en un país con destino a otro. El arancel Ad valorem, es un porcentaje sobre el valor fijo de un producto, que puede ser de importación o exportación.

El arancel consolidado es el nivel específico máximo para un producto determinado a los que el gobierno miembro de la OMC se ha comprometido. El arancel aplicado es aquel que el país aplica efectivamente al ingreso de las mercancías.

El Sistema Multilateral del Comercio con la OMC se basa en tres normas básicas: reducir la incertidumbre, con la creación de políticas comerciales predecibles; contar con un entorno que facilite la toma de decisiones; implementar directivas creíbles y legales que sean claramente entendidas por todos.

El respeto de estas normas ha permitido que el comercio mundial funcione aceptablemente bien hasta ahora; sin embargo, el incremento de los aranceles antes mencionados ha creado una enorme incertidumbre en el comercio mundial y por el momento solo queda esperar el resultado de los procedimientos formales que se han iniciado en el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC y que el resultado sea debidamente implementado y aceptado por todos.