55% de empresas aumentaron su deuda por la pandemia: ¿Cómo asegurar la continuidad del negocio?

Aunque la reactivación era necesaria, las empresas medianas en Guatemala también están enfrentando pérdida de clientes y deterioro de las finanzas y sus operaciones, según un estudio de la firma Deloitte.

PL Plus
La disminución en ventas y crecimiento de cuentas incobrables hicieron que las empresas se endeudaran más durante la pandemia. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La disminución en ventas y crecimiento de cuentas incobrables hicieron que las empresas se endeudaran más durante la pandemia. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

En orden de importancia, según los resultados de la encuesta de esa consultora acerca de qué necesidades enfrentan las medianas empresas en Centroamérica y República Dominicana, en Guatemala las principales preocupaciones son los clientes y las finanzas con 23% de respuestas cada una.

Le siguen la operación con el 19%, así como la continuidad del negocio y el talento humano con 12% cada uno y finalmente la tecnología.

En el país, el 52% de las empresas encuestadas fueron del sector comercio y el resto del sector de servicios.

Endeudamiento y flujo de caja

Respecto a las finanzas sus principales preocupaciones son el aumento del endeudamiento, la caída en las ventas y el corto período que podrían sobrevivir con su flujo de ingresos actual.

  • El 55% de las empresas mencionaron que se ha incrementado el nivel de endeudamiento, en tanto el 40% proyecta sobrevivir con el flujo de efectivo de 3 a 5 meses.
  • Solo el 25% cree que puede vivir con esos ingresos más de 9 meses, en tanto el 20% considera que puede hacerlo entre uno a tres meses y el 15% de 5 a 9 meses.

Los datos varían respecto al promedio resultante en la región estudiada, ya que, en Centroamérica y República Dominicana, donde se refleja el porcentaje más alto, 34%, podrían sobrevivir con sus ingresos más de 9 meses, seguido del 28% que lo haría de 3 a 5 meses, el 22% de 1 a 3 meses y el 16% (un porcentaje similar al de Guatemala) lograría hacerlo de 5 a 9 meses.

Las deudas también varían y en Guatemala se han endeudado más, ya que en la región solo el 44% indicaron que se incrementó su nivel de endeudamiento.

La situación se deriva de las limitaciones y restricciones gubernamentales establecidas para evitar la propagación del coronavirus que han impactado en las ventas, ya que en el país el 80% de las empresas encuestadas registran un decremento en sus ventas y el 50% cerraron algunos puntos de venta ante la pandemia, agrega el estudio.

Los resultados en la región refieren que para el 85% de empresas bajaron sus ventas y 41% cerraron algún punto de ventas.

Lo que conlleva a que en Guatemala, aunque el número de empresas que reportan caída en las ventas fue un tanto menor que en la región, más empresas cerraron puntos de venta.

¿Qué se puede hacer?

Federico Paz, Socio de Clientes e industrias de Deloitte Guatemala y El Salvador, dijo que, entre los resultados obtenidos en la encuesta, el tema financiero fue uno de los más destacados en donde las empresas deben mantener el enfoque en el flujo de efectivo y capital de trabajo en esta nueva normalidad.

La principal necesidad es mantener el efectivo, que ha implicado revaluar todos los actores y los procesos de la cadena para mantenerse durante la crisis, expuso el experto.

En términos de flujo, dado que pocas empresas que estiman poder sobrevivir más de 9 meses con este nivel, ha requerido de una revisión profunda de las entradas y salidas de efectivo con relación a costos, gastos, inversiones, fuentes de financiamiento, pagos a proveedores, entre otros.

Finanzas

Algunas recomendaciones de la firma ante el impacto de la pandemia son:

  • Priorizar el manejo de efectivo y realizar proyecciones de flujo para el siguiente trimestre.
  • Considerar reservas de efectivo adicionales en caso de nuevos brotes
  • Establecer el ciclo de conversión de efectivo como indicador clave. Dar seguimiento a la cartera, optimizar inventarios y buscar mejores plazos de pago
  • Evaluar instrumentos financieros que permitan mitigar los riesgos ( por ejemplo el tipo de cambio, alza de precios de la materia prima, y otros).
  • Identificar riesgos relacionados a las estrategias fiscales implementadas; revisar políticas y documentación para evitar al máximo los gastos no deducibles.

En los sectores de comercio, construcción, servicios e industria las principales preocupaciones y necesidades que esta crisis representa para las empresas de la región analizada también son clientes, finanzas y operaciones, añadió Paz.

Clientes

El sector de servicios fue el más afectado por la crisis y una de sus principales preocupaciones son los clientes, ya que representan la principal entrada de efectivo, explicó el consultor.

En la región el 85% de las empresas tuvo un impacto de entre el 10 y el 50% en sus ventas, según los resultados regionales respecto a todos los sectores consultados.

  • Una de las recomendaciones es que para lograr mantenerlos no solo se deben diferenciar en términos de oferta, sino que también reconocerlos y adaptar sus productos o servicios a los nuevos hábitos de consumo.
  • Prever el cambio de hábitos en todos los sentidos ya que también provoca cambio en la demanda. Por ejemplo, ahora se usa más trabajo remoto, interés en lo saludable e higiene, disminución del contacto físico.
  • Aumentar las capacidades de la empresa con relación al comercio digital, y el uso de plataformas tecnológicas que favorezcan el autoservicio.
  • Reevaluar los puntos de venta físicos, como personal, espacios, horarios, entregas y protocolos, para mitigar los riegos y definir desinversión en los que aplique.
  • Establecer modelos de optimización de precios, considerando la oferta, elasticidad de la demanda, la competencia.
  • Considerar alianzas estratégicas con proveedores, distribuidores e incluso con competidores para fortalecer la oferta al cliente.

Se debe analizar si en la mediana empresa puede haber espacio para el comercio electrónico ya que el 65% de los encuestados en la región dijeron que no habían aumentados sus ventas en esa modalidad.

Operaciones

En operaciones el 48% de empresas en la región indicaron que aumentaron sus cuentas incobrables respecto de años anteriores y el 43% refirió que se mantuvieron.

  • En este caso Deloitte recomienda, realizar nuevas estimaciones de la demanda basados en una planeación colaborativa con clientes, ampliando la comunicación con ellos y en sus respectivas áreas.
  • Identificar posibles interrupciones en la cadena, evaluando riesgos financieros, considerar diversificar proveedores mitigando la dependencia e identificar alternativas.
  • Implementar prácticas que contribuyan a la continuidad de toda la cadena (anticipos a proveedores críticos, revisión de cláusulas de contratos).
  • Otras recomendaciones es la reducción de todo tipo de desperdicios o aprovechamiento de estos que ayuda a mejorar la estructura de costos y de gastos, además de considerar el rediseño de plantas y oficinas para optimizar el uso de espacios, pero al mismo tiempo cumplir con las medidas.
  • Considerar desinversión en líneas de negocios no rentables en la nueva realidad ayudará a liberar capital de trabajo, pero también evaluar las que se puedan retomar pospandemia.

Continuidad del negocio

Los sectores de comercio y construcción estiman que podrían tener una recuperación en el primer y segundo trimestre del 2021, en un nuevo escenario poscovid-19, según los datos regionales. En el caso de la industria, aunque se mencionan los mismos trimestres, la recuperación podría llevar un tiempo más. Y, en servicios la recuperación podría empezar en el primer trimestre del 2021 pero también necesitará parte del 2022.

  • Aquí se recomienda generar información oportuna y relevante para dar certidumbre a los socios, miembros del consejo y otros grupos de interés.
  • También reevaluar los objetivos y metas estratégicas, ajustar las proyecciones y presupuestos necesarios.
  • Poner atención y afinar los indicadores clave del negocio, si es posible hacer que se puedan generar en forma automática.
  • También definir escenarios y planes de recuperación que consideren las lecciones aprendidas durante la contingencia.

Talento humano

El 52% de las empresas en la región dijeron que tuvieron reducción en su nómina, aunque el 44% mencionó que se ha mantenido.

Además, el 50% uso suspensión temporal de personal para afrontar la crisis de demanda, el 64% redujo la jornada laboral y el 50% redujo o suspendió las horas extras, pero también el 57% suspendió las promociones o contrataciones.

  • Aquí se propone diseñar y comunicar un plan de retorno con la definición de nuevos esquemas de trabajo, protocolos y otros.
  • Considerar normalizar el trabajo virtual, para lo cual se deberán establecer nuevos objetivos o indicadores de desempeño, pero tome en cuenta que deberá ofrecer tecnologías de comunicación para efectuar las labores.
  • Estimar tamaño y costo de las capacidades requeridas de la nueva fuerza laboral, analizar cargas y reubicaciones de personal, será necesario readaptar procesos de recursos humanos.
  • Revisar la implicaciones laborales y legales para salida o recontratación de personas si fuera necesario, y posible adecuación de contratos de trabajo.
  • Identificar preocupaciones para disminuir la resistencia del colaborador al plan de retorno. También se debe prever el abandono de trabajo o ausentismo y se debe privilegiar la flexibilidad.
0