¿Cuánto más podría durar el apetito de los mercados por el oro y el euro?

El oro y el euro han incrementado su cotización y su demanda mundial como alternativa de refugio para los inversionistas en un año que se podría resumir en incertidumbre para los mercados.

Archivado en:

Clave económicapl plus
PL Plus
Ante la incertidumbre económica mundial los inversionistas se han refugiado en el oro para conservar su valor empujando al alza la onza. (Foto Prensa Libre: AFP)
Ante la incertidumbre económica mundial los inversionistas se han refugiado en el oro para conservar su valor empujando al alza la onza. (Foto Prensa Libre: AFP)

Aunque la de Guatemala es una economía pequeña y con un sistema financiero no tan integrado al exterior, sí se observa una escala de aumento de estos rubros.

Indirectamente se observa en la cotización del quetzal con respecto del euro, que mantiene un aumento y se cotiza en Q9.20 en promedio en los últimos días. En el caso del oro no se están haciendo exportaciones.

Hay que recordar que Guatemala es considerada una zona dólar, y el principal movimiento de divisas es con esa moneda, y según los registros, en promedio se hacen transacciones diarias por unos US$95 millones.

Fase de expectativas

Como era de esperarse, la incertidumbre generada por la pandemia llevó a un ciclo de especulación, y los grandes inversores –con tal de no perder el valor de su dinero– han decidido blindarse en el oro, y divisas como el euro, sobre todo de parte de inversionistas europeos.

En términos generales, todas las economías del mundo presentan efectos mixtos por el covid-19, el confinamiento y el distanciamiento social, que se reflejan en las jornadas de las Bolsa de Valores de las principales economías, donde se reúnen los demandantes y oferentes del mercado accionario.

Aumento del euro

La cotización del euro pasó de Q8.60 –que era la referencia de enero– a Q9.20 esta semana.

Es decir, que el euro se ha venido fortaleciendo con respecto al dólar, esta última divisa se muestra con cierta debilidad.

Este ligero movimiento puede considerarse como temporal, pero responde a lo que está sucediendo en el ámbito mundial, sobre todo en Estados Unidos, que es el principal socio comercial.

En Guatemala no se observa una corrida de capitales de esta moneda, se informó.

Áreas de refugio

La señal de incertidumbre generada por el covid-19, más otras circunstancias sobre todo políticas y comerciales, crean los ambientes para que los inversionistas busquen refugios a fin de conservar sus valores o, en el mejor de los escenarios, lograr más rentas.

En la crisis financiera del 2008 y 2009, otros lugares de refugio de los inversionistas fueron el precio internacional del barril de petróleo, y en la comercialización de granos a escala mundial –que se negocian en la Bolsa de Chicago– como una fuente de protección ante la contracción.

Hoy, los precios del petróleo se encuentran deprimidos, por lo que es muy diferente a lo ocurrido hace 12 años.

Dólar débil

En este análisis, se parte de que existe una incertidumbre a nivel mundial.

Bajo ese clima, los inversionistas que se refugian en el oro y euro saben que hay un debilitamiento del dólar a nivel internacional por múltiples factores.

Las autoridades monetarias consultadas señalan que, entre algunos factores, inciden los estímulos e inyección en Estados Unidos, y la entrada a su fase más intensa preelectoral; por otro lado, el reporte que se conocerá sobre la deuda en ese país y también por el desempeño a futuro de la economía.

Para tener una idea, el reporte del registro de divisas del Banco de Guatemala (Banguat) señala que el 1 de enero de 2020 por la compra de cada euro se necesitaba US$1.119, que al convertirlo es Q8.60.  El tipo de cambio de referencia era de Q7.69

Al 8 de septiembre, la compra del euro era de US$1.179 o sea Q9.11, por lo que se puede apreciar un notable aumento.

Beneficio colateral

La Ventanilla Única para las Exportaciones (Vupe) al 9 de septiembre cotizaba el euro en Q9.15, que es la referencia de tasación para las transacciones comerciales internacionales.

En el primer semestre del año, las exportaciones de Guatemala a la Eurozona registran US$475.4 millones, y las importaciones US$583 millones, según las cifras de comercio exterior.

El déficit comercial es de US$107.6 millones.

El empresario exportador Alejandro Ceballos, dijo que los más beneficiados por esta variación del euro son productores de frutas y verduras, flores y forrajes y camarón, que son los bienes que tienen mayor comercialización hacia esa zona.

“Es seguro que ellos van a recibir más dólares y por lógica, más quetzales. Es algo muy marginal ya que el mayor porcentaje de las exportaciones van para Estados Unidos, México y Centroamérica”, aseguró.

El empresario dijo que no se observa una mayor depreciación del dólar en Guatemala con el quetzal, dado los flujos de ingresos por divisas, exportaciones, líneas de préstamos, inversión extranjera directa, que han compensado la baja por turismo.

Conservar valores

El pensamiento de las inversiones es siempre mantener el valor de sus propiedades.

Por distintos factores a través del tiempo, se pierden esos valores, incluso los financieros, y constantemente los capitalistas reevalúan en dónde se pierde menos.

Dada la coyuntura electoral que enfrenta Estados Unidos, algunos inversionistas buscan conservar el valor y se refugian en el oro.

En el caso del euro, los inversionistas de ese continente prefieren confiar en su moneda, y podría presentarse una repatriación de capitales que habían salido de Europa y que ahora en esta coyuntura política vuelven a ser invertidos.

En todo caso, cuando el resultado electoral en Estados Unidos se aclare en noviembre, se podría disipar esa incertidumbre.

Espiral

El analista financiero de Iforex Eduardo Recoba comentó que el oro no cederá al dólar, dado que la onza del mineral casi llegó a los US$2 mil en las últimas semanas.

Recalcó que, al ser consultados los negociadores de trading –mesa de dinero– de los principales bancos en Lima, aún repiten en que la racha vendedora del oro verá un punto de quiebre; además confían en que –de momento– el oro no perderá el tono de refugio de valor en lo que resta del año.

Recoba dijo que en las últimas cuatro semanas la onza de oro marco récord alrededor de los US$2 mil la onza troy en mercados como Londres y Chicago, mientras que, en Nueva York, se estabilizó su rally entre US$1 mil 930 a US$1 mil 950 la unidad de fino de 24 quilates.

0