La preparación es fundamental para la competitividad de nuestro negocio

La suma de pasión, creatividad, esfuerzo y conocimiento son las claves para llevar un emprendimiento a otro nivel.

Publicado el
Guardar Compartir

Hoy más que nunca, debemos entender el mercado y proponer ideas diferenciadoras, mientras somos capaces de administrar efectivamente los recursos. Esto es posible si estamos preparados y por esa razón, la formación constante es indiscutiblemente necesaria y obligatoria para todo emprendedor.

Soy comunicadora de profesión, carrera que profundicé con una maestría en Marketing y un diplomado en marketing relacional e interactivo. Todo esto fue crucial cuando mi esposo y yo decidimos fundar la marca Slime Lab, para juguetes experimentales producidos en Guatemala, que tuvo una inversión inicial de USD$400, y que a este momento, ha generado casi medio millón de dólares en ventas.

El desarrollo y crecimiento de este emprendimiento se ha dado de una forma tan veloz, que muchos de los procesos administrativos, de producción y comercialización se dieron de forma empírica. Por lo que mejorarlos y profesionalizarlos se identificó como la plataforma necesaria para llevar el negocio al siguiente nivel y capitalizar oportunidades de gran impacto.

LEA TAMBIÉN:
En realidad, ¿Qué es innovar?

No cabe duda de que la preparación es crucial, pues permite contar con las herramientas para competir a niveles locales e internacionales y por ello, fue importante para mí obtener la beca del programa Leads Academy for Women del INCAE, patrocinado por el Banco Industrial.

Es la confirmación de que vale la pena invertir tiempo y recursos en nuestro negocio para que sea plataforma de generación de empleo y aportar desde ahí a la recuperación de la economía del país.

La pandemia nos ha hecho reinventarnos, lo que debe hacerse acompañados de profesionales, para que nos brinden la seguridad de que valdrán la pena todos los cambios que estamos haciendo y poco a poco convertir a un emprendimiento en una gran empresa.

Además, escuchar los testimonios y experiencias de mis compañeras empresarias de la región me hacen sentir acompañada. Todas estamos pasando por diferentes procesos, pero las buenas prácticas o incluso alianzas que podemos hacer en estos momentos, nos ayudan a salir adelante.

Las herramientas vistas en clase, especialmente las financieras, la mentoría personalizada y el empoderamiento que estoy asumiendo, me permitirá fortalecer mi organización para poder capitalizar las oportunidades, incluso fuera de Guatemala, que en el pasado dejamos ir por falta de capacidad instalada.

Esa oportunidad se vuelve aún más relevante, ya que el mercado norteamericano está en una frenética búsqueda de centros de abastecimiento fuera de China y logísticamente cercanos, como parte de sus planes de contingencia q consecuencia de la pandemia. Guatemala tiene una oportunidad excepcional para ofrecer capacidades de producción y maquila, en todo tipo de industrias, incluso en la de juguetes.

Así es como el sueño de crear una empresa juguetera en Guatemala, desarrollando y fabricando juguetes que sorprendan y entretengan a los niños por su calidad de talla mundial y efecto “wow”, es la aventura que Mushu Mushu, con el apoyo del INCAE y el Banco Industrial, ya es posible.

***

La autora es la creadora de Slime Lab. info@mushumushu.co


0