¿Sabe cuánto debe por la crisis económica que ha causado el coronavirus en Guatemala?

Adeudo total llega a Q174 mil 104 millones a mayo, lo que ubica el déficit fiscal en un nivel histórico del 6% y la deuda como porcentaje del PIB pasa del 26% al 29%

PL Plus
El efecto del coronavirus en Guatemala puso presión a las finanzas y se incrementó el saldo de la deuda pública en los primeros cinco meses del año para atender los programas sociales de apoyo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El efecto del coronavirus en Guatemala puso presión a las finanzas y se incrementó el saldo de la deuda pública en los primeros cinco meses del año para atender los programas sociales de apoyo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los efectos de la crisis sanitaria en el país elevaron de manera sustancial la contratación de nueva deuda pública en los primeros cinco meses del año, equivalente a la que se adquiere en un año, en promedio.

El total de préstamos se elevaron en Q16 mil 778.75 millones de enero a mayo, durante el mandato de Alejandro Giammattei, pero el monto podría aumentar más al cierre del ejercicio fiscal.

Si la deuda se mide por habitante, el endeudamiento per cápita hasta mayo es de Q10 mil 651 con el nuevo dato que reveló el Censo del 2018. Esto quiere decir que aumentó Q1 mil 27 respecto de diciembre del 2019, cuando el indicador era de Q9 mil 624 por persona.

En términos porcentuales, el crecimiento de la deuda per cápita es del 10.6 por ciento de diciembre a mayo último. El censo determinó que la población en Guatemala es de 16 millones 346 habitantes.

Cargando

El crecimiento

El saldo de la deuda pública —que agrupa la interna y externa— se situó en Q174 mil 104.60 millones al 31 de mayo, unos US$22 mil 641.89 millones, según el reporte de operaciones de crédito público del Ministerio de Finanzas (Minfin), y muestra un aumento respecto del cierre del 2019, cuando fue de Q157 mil 325.85 millones.

Las autoridades justifican los préstamos a la necesidad de enfrentar los efectos del covid-19 y que, igual que en otros países, se acudió a estos instrumentos.

Sin embargo, las cifras demuestran que en los últimos 10 años los gobiernos han tendido a contratar más deuda pública para financiar el presupuesto, haya o no shock. La deuda se paga en el futuro y tiene intereses, y crece cada año.

Del 2011 a mayo pasado, el indicador pasó de Q88 mil 806.80 millones a Q174 mil 104.60 millones, un aumento de Q85 mil 297 millones, detalla el reporte.

Ligero incremento

La deuda interna —bonos del Tesoro— se ubicó el 31 de mayo en Q93 mil 650.85 millones, y al 31 de diciembre de 2019 era de Q87 mil 221.66 millones; es decir que en cinco meses subió Q6 mil 429 millones —7.3 por ciento—.

Mientras, la deuda externa —préstamos con organismos internacionales y eurobonos— alcanzó Q80 mil 453.75 millones y se incrementó en 14.7 por ciento, que equivale a Q10 mil 349.56 millones respecto del cierre del 2019, con Q70 mil 104.19 millones.

Este movimiento se explica, en parte, por la operación del 21 de abril, cuando el Gobierno emitió un eurobono por US$1 mil 200 millones —Q9 mil 240 millones—, recursos que se emplean para financiar el gasto público.

El documento señala que el 53.8 por ciento del saldo de endeudamiento es interno y 46.2 por ciento, externo, con lo que hay una variación en relación con diciembre último, cuando el 55.4 por ciento de la deuda era interna, y el 44.6 por ciento, externa.

 

El Congreso aprobó la contratación de nueva deuda pública que requirió el Gobierno en abril último para hacer frente los efectos del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Operaciones

El Congreso aprobó un paquete de préstamos en apoyo a la emergencia por el covid-19 que ascendió a US$1 mil 252 millones, con los decretos 12-2020, 14-2020, 16-2020, 17-2020, 18-2020 y 19-2020, con el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento.

También se aprobó una ampliación en bonos del Tesoro por Q5 mil millones y un bono por Q11 mil millones para atender programas sociales como el Fondo para la Protección del Empleo, el Fondo de Crédito para Capital de Trabajo y el Fondo de Protección de Capitales, adquirido por el Banco de Guatemala (Banguat). Por tratarse de endeudamiento público, el Congreso debe conocerlos.

“Son justificables”

Sergio Recinos, presidente del Banguat, expuso que al revisar el comportamiento de la relación deuda/PIB a mayo hubo un salto, al pasar de 26 a 29 por ciento.

Primero, el Gobierno, por medio del Minfin, aumentó su déficit fiscal —gastos programados que superan los ingresos— y se espera que cierre en 6 por ciento, con déficit histórico.

El funcionario precisó que este año la magnitud de la crisis sanitaria transmitió sus efectos a la economía de todo el mundo, con impacto negativo sin precedentes, y en ese contexto la respuesta política es eminentemente fiscal anticíclica, para incrementar el gasto público.

Un informe del BCIE resalta que los gobiernos han implementado políticas monetarias y fiscales para atender la crisis, en algunos casos con operaciones de endeudamiento.

0