Verificamos por usted: ¿El presupuesto estatal prioriza la vida desde su concepción?

El presidente asegura que Guatemala protege la vida desde su concepción. Sin embargo, el presupuesto destinado al combate a la desnutrición se ha reducido y las muertes de niños menores de cinco años han aumentado.

Publicado el
Guardar Compartir
El presidente Alejandro Giammattei aseguró que Guatemala sería declarada capital ProVida. (Foto: Gobierno de Guatemala)
Verificado por
El presidente Alejandro Giammattei aseguró que Guatemala sería declarada capital ProVida. (Foto: Gobierno de Guatemala)

El presidente Alejnadro Giammattei se ha jactado en múltiples ocasiones de proteger la vida desde su concepción. Sin embargo, durante el presente ejercicio fiscal, el gobierno ha recortado más de Q200 millones a actividades que se relacionan con el combate a la desnutrición infantil.  Esto, según expertos, evidencia la poca voluntad política para combatir este flagelo.

“Destaco la necesidad de garantizar medidas destinados al fortalecimiento de la familia como eje central de la sociedad, así como el respeto a la vida desde su concepción”, dijo Giammattei.

Sin embargo, a consideración de expertos en salud pública, este discurso no se ve reflejado en los hechos, pues en lo que va del año se han observado recortes presupuestarios que provocarán una mayor incidencia de casos de desnutrición, así como un aumento de muertes por desnutrición aguda. Esto último ya ocurrió.

Lea más
Las solicitudes de refugio aumentaron en Guatemala, pese a que el país no tiene capacidad para brindar protección internacional. Estas son las razones.

A esto se suma la burocracia estatal, que enfrenta dificultades para ejecutar con celeridad el presupuesto disponible para el combate a la desnutrición explica William Maldonado, de la defensoría de seguridad alimentaria de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH). “Hay burocracia en todos los ministerios y sería de analizar si esto se debe a la ineficiencia de funcionarios  y servidores públicos”, cuestiona.

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) señala que ha tenido que hacer recortes de recursos y reorientarlos porque el presupuesto no se ha aprobado durante tres años y es “exiguo para las necesidades actuales”.


¿De dónde salió la información?

Recientemente, en su viaje a Washington, el presidente Giammattei se ufanó de que Guatemala sería declarada Capital Iberoamericana Provida en marzo de 2022. “Destaco la necesidad de impulsar medidas destinadas al fortalecimiento de la familia como eje central de la sociedad, así como el respeto a la vida desde su concepción. Déjenme compartirles que a partir del 9 de marzo del próximo año Guatemala será declarada Capital Iberoamericana ProVida”, dijo. Giammattei ha asegurado que su gobierno es provida en diversas ocasiones. En noviembre de 2020, por ejemplo, publicó un tuit en el que aseguró que reconocía “la vida desde su concepción y por lo tanto en mi gobierno no toleraré ningún movimiento que viole lo que está dispuesto en nuestra Constitución Política de la República, que vaya en contra de los valores con los que fui criado y que riña con mis principios como médico”. Este mensaje se dio luego de que Planned Parenthood realizara trámites administrativos para la puesta en marcha de una sucursal en Guatemala. Esta organización se dedica a proveer servicios de salud reproductiva e información sobre educación sexual a millones de hombres y mujeres en todo el mundo. En ese contexto, ha sido señalada por sectores conservadores de promover el aborto.

¿Cuál es el  contexto?

La política de Protección a la Vida y la Institucionalidad de la Familia se lanzó en julio y fue anunciada por el presidente Alejandro Giammattei. "Como lo demanda nuestra Constitución, en Guatemala se protege la vida desde su concepción", dijo en sus redes sociales el mandatario. Cuatro meses antes, el 16 de marzo, se estableció legalmente el Comité Técnico para la Protección de la Vida y la Institucionalidad de la Familia, el cual es presidido por el Ministerio de Gobernación y se integra por las carteras de educación, desarrollo social, agricultura, salud pública y la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS). Según el acuerdo que le dio vida, entre sus objetivos está impulsar los compromisos adquiridos por Guatemala en materia de derechos de la familia, así como coordinar con dependencias del Ejecutivo para planificar e implementar programas públicos destinados a la protección de la vida y la institucionalidad de la familia. Tanto el comité como la política han sido cuestionados por representantes de organizaciones de sociedad civil ya que no reconoce todos los tipos de familias que hay.

Por esto sabemos que es
falso

Durante el ejercicio fiscal 2021, el gobierno de Guatemala disminuyó presupuesto a 12 actividades de los programas Prevención de la mortalidad de la niñez y de la desnutrición crónica y prevención de la mortalidad materna y neonatal. El monto total de los recortes Q201 millones 176 mil 979. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), al ser consultado, aseguró por medio de su oficina de comunicación social que los recortes se deben a la no aprobación del presupuesto estatal durante los últimos tres años. Sin embargo, aseguró que no tendrán impacto en la niñez ya que el dinero se disminuyó a una unidad administrativa que no presta servicios de salud como los puestos o centros de salud. No obstante, entre las actividades que sufrieron recortes hay varias que impactan directamente con la vida de los recién nacidos o madres embarazadas, por ejemplo: servicios de atención del recién nacido, dotación de micronutrientes a mujeres en edad fértil y niños y niñas menores de cinco años, así como la atención por enfermedad diarreica, entre otras. William Alexánder Maldonado, de la defensoría de seguridad alimentaria de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), comenta que estos recortes tendrán un impacto significativo. “Cada gobierno de turno le recorta presupuesto al MSPAS para la atención de niños con desnutrición. Esto repercute en un aumento considerable de muertes de niños por desnutrición aguda”, comenta. Hasta el 27 de noviembre, 51 niños menores de cinco años habían muerto por desnutrición, mientras que en la misma fecha del año pasado fueron 22. La cifra ya reportó todo lo reportado en 2020, cuando fueron 50 muertes, según el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Siinsan). Asimismo, según el grupo parlamentario Frente contra el Hambre, para el próximo año se restaron Q391.2 millones a actividades del MSPAS, Maga y Mides que están relacionadas al combate a la desnutrición, mientras que se le asignó más de Q400 millones a rubros en las carteras de Comunicaciones, Trabajo, Economía y en la Secretaría de Coordinación Ejecutiva que no tienen nada que ver con la desnutrición, dijo el congresista Jairo Flores.

0