Cuatro programas de apoyo social tienen cero ejecución durante emergencia de covid-19

A casi cinco meses de aprobados los préstamos para financiar con Q14 mil 610 millones los 14 programas de apoyo por la pandemia, tan solo se ha ejecutado el 41% de los recursos; cuatro de los programas, incluso, no han comenzado a funcionar.

Publicado el
Guardar Compartir
De los 14 programas para atender la crisis por el coronavirus, 4 todavía no se ejecutan y el resto solo ha consumido el 41% de sus recursos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
De los 14 programas para atender la crisis por el coronavirus, 4 todavía no se ejecutan y el resto solo ha consumido el 41% de sus recursos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Entre marzo y  abril, al inicio de la pandemia de coronavirus en Guatemala, el Gobierno logró la gestión y aprobación de varios préstamos en el Congreso para financiar 14 programas para atender a la población y anticiparse al impacto económico, sobro todo, que iba a tener el covid-19 en el país.

Lea también:
Coronavirus: “Epidemiólogos de Johns Hopkins creen que cifras oficiales en América Latina son erróneas”

Fueron, en total, Q14 mil 610 millones distribuidos en asistencia económica directa para familias, trabajadores en relación de dependencia, trabajadores del sector informal, agrícolas y apoyo a la micro y pequeña empresa, entre otros.

Casi cinco meses después de aprobado el endeudamiento y obtener los fondos, cuatro programas económicos y sociales, que suman Q1 mil 080 millones, no registran movimiento de gasto, según el tablero del Ministerio de Finanzas (Minfin), pese a que los fondos llevan meses disponibles para las carteras responsables. Dichos fondos están asignados a agricultores campesinos, micro y pequeños empresarios, infraestructura de Salud y proyectos de reactivación económica.

 

Cero ejecuciones

Solo en el decreto 12-2020, se destinaron fondos para la emergencia y otros recursos no covid-19, por un monto de Q3 mil 667 millones.

El Programa de Agricultura Campesina tiene una asignación de Q50 millones y muestra cero ejecución; lo mismo para el Fondo para las micro, pequeña y medianas empresas por Q400 millones, y el Programa de Adulto Mayor que tiene Q50 millones que apenas cuenta con 9 por ciento de ejecución.

Con el programa de agricultura campesina, el departamento de Comunicación Social del Ministerio de Agricultura y Alimentación (Maga) informó que “ya van adelantados los procesos para firmar un convenio con el Programa Mundial de Alimentos y así poder ejecutar los Q50 millones”.

Consultado sobre los planes el ministro de Finanzas Álvaro González Ricci indicó que  han encontrado que en el Maga se están realizando cotizaciones en la adquisición de equipo y maquinaria para riego.

En el caso de la cartera de Economía, se informó que no hallaba la manera de ejecutar los Q400 millones, pero luego de varios intentos se procedió a la conformación del expediente que contiene el reglamento y proyecto de Acuerdo Gubernativo el cual será evaluado por la Procuraduría General de la Nación (PGN) y que permitirá continuar con el proceso de aprobación por la presidencia.

“El Mineco quiso usar el fideicomiso de mypimes que está en el Banco de los Trabajadores, pero en el mismo aún no se han podido liquidar cuentas de ejercicios anteriores, y no se ha podido realizar el traslado, aseguró González Ricci.

Al Mineco también le fueron asignados Q2 mil millones para atender a los trabajadores a quienes les fue suspendido su contrato laboral. La ejecución ha llegado a Q978.4 millones, el 40.77 por ciento del monto asignado.

Doscientos trabajadores se plantaron frente a la sede central del Ministerio de Trabajo, en zona 9, ha solicitar indemnización por despidos durante la emergencia por coronavirus. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Pero con la decisión del Congreso del 23 de junio último de asignar Q150 millones para que los pensionados y jubilados del Estado reciban un bono único para enfrentar la crisis que vive el país por el covid-19, el programa bajó de Q2 mil millones a Q1 mil 850 millones, es decir que se ha ejecutado hasta la fecha el 53 por ciento de los recursos asignados.

El Crédito Hipotecario Nacional tiene a su cargo el Fondo de Crédito Capital de Trabajo con Q2 mil 730 millones, del cual se han ejecutado Q1 mil 450 millones que equivalen al 48.66 por ciento. Para poder agilizar este proyecto el CHN necesita que se apruebe una reforma a la Ley Orgánica a esa entidad por parte del Congreso. Este proyecto ha avanzado poco en el Legislativo.

En el decreto 20-2020, los otros programas que muestran cero ejecución son infraestructura en Salud —a cargo de ese ministerio— que tiene asignados Q30 millones y Proyectos de Reactivación Económica de Q600 millones para los Consejos de Desarrollo.

La cartera de Salud explicó que en los renglones de precompromiso y lo comprometido originan obligaciones con terceros que por el proceso en el que se encuentra aún no se ve reflejado en la ejecución. Conforme vayan entregando los proveedores los productos ya se verá reflejada la ejecución en el programa.

“Se pusieron Q30 millones para infraestructura hospitalaria y los van a ejecutar si los necesitan; si no los necesitan, no los van a ejecutar, y ahí es donde viene la crítica, que no se han ejecutado esos recursos que provienen de fuente de financiamiento de préstamos y deberían de ejecutar más”, añadió González Ricci.

La cartera de Desarrollo Social tiene establecido dos programas, el primero para dotación de alimentos a familias y el Bono Familia, se otorgaron al primero Q350 millones y al segundo Q6 mil millones, pero solo se han erogado Q2 mil 729 millones 700 mil que equivalen al 42.99 por ciento de lo ejecutado.

En el caso de los Consejos de Desarrollo por Q600 millones, Finanzas informó que se están gestionando los trámites de proyectos en la Secretaria Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), en la cual deben priorizarse obras en agua y saneamiento. El ministro recordó que este era para pago de obras de arrastre, pero en el Congreso se cambió a obras nuevas.

La cartera de Trabajo es la que menos ha gastado, de los Q50 millones asignados por el Congreso para atender a los adultos mayores, solo ha ejecutado Q4.7 millones, que equivale al 9.4 por ciento.

El ministerio indicó que el monto otorgado es para que se ejecute por seis meses y es para beneficiar a 8 mil 400 adultos mayores, pero cuentan ya con cinco mil 380. Sin embargo, no se otorgaron fondos para funcionamiento por lo que se vuelve una debilidad. Solo cuentan con ocho trabajadoras sociales quienes recorren los 340 municipios, seis abogados y tres notificadores.

El funcionario indicó que, en el Programa del Adulto Mayor, que se le asignaron Q50 millones, se están incorporando dos mil beneficiarios mensuales, y está en revisión la documentación y expedientes. Pero advirtió que no se lograrán ejecutar los Q50 millones, ya que la incorporación es gradual y se ejecutarán, a lo sumo, entre Q20 a Q25 millones.

“En la cancha de ellos”

González Ricci aclaró que la responsabilidad de la ejecución está a cargo de cada ministerio.

“Efectivamente está en cero -ejecución- pero está en la cancha de ellos, para efectos nuestros los recursos los tenemos”, manifestó el funcionario, quien expuso que su función fue gestionar los recursos y tener todo listo para atender las solicitudes.

Sin embargo, los fondos que no se utilicen tendrán que ser reorientados con la aprobación del Congreso y no llegarían a los grupos vulnerables para los que fueron creados.

En este contexto, González Ricci confirmó que se está diseñando una nueva matriz para fortalecer algunos programas que tienen una buena ejecución con respecto aquellos que puedan tener complicaciones en su gasto. Indicó, como ejemplo, el del Ministerio de Trabajo, para reorientarlo a otros.

Por tratarse de decretos con destino específico, el Congreso deberá conocerlos.

Critican incapacidad

El presidente de Acción Ciudadana, Edie Cux considera que el Gobierno ha mostrado una incapacidad para poder gestionar la crisis y en este tema lo que resalta es que no han podido gestionar procesos, especialmente en los programas que tiene ejecución cero, lo que se convierte en impacto muy grande a la ciudadanía que está sufriendo los embates del covid-19.

Añadió que el Ministerio de Desarrollo Social ha tenido distintos desafíos, ya que el Congreso modificó parte de los beneficiarios del Bono Familia, pero además la deficiencia histórica que ha tenido ese ministerio y que ya ha generado algunos cambios, pero a pesar de ello es importante que se acelere la ejecución. “Es algo delicado porque la gente esperaba esa ayuda, que en otros países se ha dado, pero en Guatemala no, y por eso el mismo gobierno ha decidido abrir la economía”, concluyó.

Jorge Lavarreda, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), consideró que una de las claras ventajas de la actual coyuntura es que ahora hay dinero disponible, por lo que indicó que “no hay excusa”, y que con mayor razón es importante hacer el trabajo de asistencia social y económica, ya que en programas anteriores -en otros ejercicios o circunstancias distintas-  se había argumentado que no había recursos, pero en el fondo se escondían otros problemas, señaló el analista del Cien.

“¡Claro que estamos en una crisis!, y  uno no se pondrá a -pedir- que las cosas salgan nítidas, pero tampoco, se puede ir al extremo de no ejecutar o no hacer nada. Lo mínimo es un informe, explicando el diseño y los problemas de ejecución, para que aprendamos de esta emergencia para que en el futuro se mejoren”, subrayó Lavarreda.


0