Verificamos por usted: ¿Es ilegal que políticos discutan temas de coyuntura?

Políticos pueden discutir sobre coyuntura nacional, siempre y cuando no hagan un llamado al voto.

Publicado el
Guardar Compartir
El TSE ha advertido de que vigila de cerca el actuar de los políticos de cara a las próximas elecciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Verificado por
El TSE ha advertido de que vigila de cerca el actuar de los políticos de cara a las próximas elecciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

La forma clientelar en que históricamente se ha visto a la política ha dificultado que en Guatemala surjan liderazgos capaces de discutir los problemas nacionales, sus causas y sus soluciones. En lugar de ello, cada cuatro años surgen candidatos con nulas propuestas que buscan ganar el voto popular ofreciendo, a cambio, prebendas.

Por tal motivo, los distintos actores políticos no acostumbran a debatir en espacios públicos sus visiones, su ideología ni las soluciones que consideran para los obstáculos que enfrenta el país en áreas como la desnutrición, educación, economía y pobreza, por ejemplo.

En cambio, se centran en realizar actos de propaganda encubierta y promocionar su imagen fuera de los límites que establece la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP). Sin embargo, hay actividades que son lícitas para los políticos todo el tiempo.

Mientras que la campaña electoral, entendida como el llamado al voto por parte de un aspirante a un cargo público, únicamente es permitida 90 días antes de la fecha en que se celebren las elecciones generales y hasta treinta y seis horas antes, las actividades de proselitismo son permitidas en todo momento.

La LEPP define proselitismo en su artículo 20, literal h, como “acciones y actividades de formación y capacitación, organización y difusión de su ideología, programa político, propuestas políticas, posiciones políticas, convocatorias y cualquier otra actividad referida al funcionamiento de las organizaciones políticas”.

La ley consagra esto como un derecho de las organizaciones políticas y por lo tanto no pueden ser censurados por ninguna autoridad.


¿De dónde salió la información?

Recientemente, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) notificó una advertencia a Thelma Cabrera, quien fue candidata presidencial en el proceso electoral anterior por el Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), que podría estar incurriendo en campaña anticipada. En un tuit de Cabrera, se observa parte del expediente que elaboró el TSE con varios medios de prueba, entre los cuales se encuentran tuits y retuits de denuncia a distintos problemas nacionales. “TSE me notifica solo por compartir información, por retuitear, por opinar sobre temas de coyuntura nacional. ¿A qué se debe? He visto personajes haciendo ofrecimientos...”, expresó Cabrera en una publicación. Otros personajes que han sido advertidos son el alcalde de Mixco Neto Bran, Edmond Mullet, Martín Toc y Roberto Arzú, entre otros.

¿Cuál es el  contexto?

El próximo año se celebrarán elecciones generales en Guatemala y se prevé que millones de ciudadanos acudan a las urnas para votar por binomio presidencial, diputados al Congreso de la República y Parlamento Centroamericano, así como alcalde e integrantes de corporaciones municipales. Durante este período analistas políticos, organizaciones políticas y distintos actores han cuestionado el rol del TSE, ya que consideran que utiliza criterios distintos dependiendo de quién es la persona que podría estar infringiendo la ley. Por ejemplo, el pasado 18 de julio se difundió un video donde figura Miguel Martínez, exjefe del desaparecido Centro de Gobierno, promoviendo a dos personas como candidatos a diputados por el partido Vamos. “Necesitamos a ‘Soloito’ (sic) en el Congreso”, dijo Martínez, a la vez que abrazó a una segunda persona que lo acompañaba en el escenario y agregó: “estos son verdaderos diputados señores… gente de verdad, trabajadora como ustedes”. En esa ocasión, el TSE únicamente dijo que el caso se encontraba bajo "análisis y de encontrar una posible transgresión es trasladado a la Inspección General" Más de una decena de candidatos han sido advertidos, mientras que estos argumentan que el TSE se extralimita, pues únicamente hacen uso de su libertad de expresión y pensamiento.

Por esto sabemos que es
falso

A menudo, se confunde qué es proselitismo y qué es campaña anticipada. La diferencia entre estos se detalla en la sentencia número 5280-2018. La distinción principal, según la sentencia, es que campaña consiste en la captación del voto y promoción de candidatos. Esto puede hacerse por cualquier forma y medios y solo puede realizarse en la fase establecida en la ley. Mientras que actividades como expresar “opiniones en asambleas, marchas u otro tipo de reuniones públicas” que se realizan al amparo del artículo 35 constitucional, no pueden prohibirse, refiere la sentencia. Fernando Ixpanel, analista político independiente, explica que el problema es que la interpretación de lo que establece la LEPP respecto a propaganda ilegal se presta a discrecionalidades. “Se aplica de una forma a unos y de otra a otros”, dice Ixpanel. Resalta que los políticos, por naturaleza, opinan sobre temas coyunturales, pero la principal diferencia entre estas discusiones y campaña anticipada es que esta última llama al voto. “Esa es la principal diferencia. Si llama al voto, es campaña anticipada, pero no podemos limitar la capacidad de los actores de pronunciarse sobre la coyuntura porque la democracia se basa en la deliberación de asuntos públicos”, dice Ixapanel. Por su parte, Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), considera que los términos de proselitismo y campaña anticipada deben interpretarse al tenor de lo que establece la LEPP.

0