Verificamos por usted: ¿Es la primera vez que un gobierno rinde cuentas?

Con diferente nombre, distintos gobiernos han creado programas que se promocionan como espacios para escuchar las necesidades de la población y transparentar la gestión pública.

PL Plus

El Gobierno presentó su primer informe cuatrimestral de rendición de cuentas. En un acto protocolario, que funcionarios calificaron de “histórico”, el presidente Alejandro Giammattei y su equipo expusieron la ejecución presupuestaria de ministerios y los logros alcanzados.

Según el Gobierno, nunca un presidente había presentado de forma pública a la población la manera en que se utilizan los recursos públicos. Sin embargo, revisamos los mecanismos de rendición de cuentas que han intentado implementar anteriores administraciones, y hallamos coincidencias.

“Hoy es un día histórico para el país. Por primera vez, en el Gobierno de la República se asume el reto de exponer a la población la forma en que se han invertido recursos públicos”, dijo el director ejecutivo de la Comisión Presidencial contra la Corrupción, Óscar Dávila, en la presentación pública en el Palacio Nacional de la Cultura, el 27 de mayo.

De igual forma, en el contenido del documento se resalta que “la presentación del informe de rendición de cuentas del primer cuatrimestre del 2021 da inicio a un ejercicio de transparencia y apertura que se realiza por primera vez en el país”.

En la actividad, además del gobernante, participaron los ministros de Finanzas, Trabajo, Ambiente, Desarrollo Social y Educación.

Se le consultó a Dávila sobre por qué la presentación era un hito histórico, y argumentó que fue por la participación del mandatario en el acto y por haber publicado el informe de una forma “digerible” en los portales del Ejecutivo.

“Fue el mismo presidente quien lo presenta a nivel público de forma viable y digerible a la población. Este informe se da en respuesta a las demandas ciudadanas del año pasado que reclamaron ¿dónde está el dinero?”, añadió Dávila.

El informe tiene 36 páginas, de las cuales 16 están dedicadas a la ejecución presupuestaria, tres a los avances de cumplimiento de los objetivos de la planificación estatal, siete a los logros institucionales y el resto la ocupa la portada, presentación e información sobre dónde consultar los informes particulares de los ministerios.

Según el informe, durante el primer cuatrimestre del año se ejecutó el 28.9% en relación con el presupuesto vigente readecuado, que asciende a Q94 mil 354 millones.

No obstante, los indicadores de ejecución presupuestaria no son suficientes para fiscalizar la gestión pública, opinó Edy Cux, de Acción Ciudadana, y agregó que durante los últimos gobiernos no ha habido verdaderos mecanismos de rendición de cuentas.

“Los mecanismos de rendición de cuentas se definen por una política pública. Entonces, para que pueda rendir cuentas, debe existir esa política. En el caso del Gobierno, no se conoce una política nacional de transparencia o lucha contra corrupción donde se establezcan parámetros o indicadores, donde se definan metas y objetivos para luego evaluar su cumplimiento”, comentó Cux.

En principio, esta no es la primera vez que el Gobierno elabora un informe en el que expone indicadores de ejecución presupuestaria y logros institucionales. Anualmente, el Organismo Ejecutivo debe remitir al Congreso un informe detallado de la ejecución financiera y, según la Constitución, el Legislativo debe aprobarlo o improbarlo.

Los informes están publicados en la página del Ministerio de Finanzas desde el 2003. Tampoco es la primera vez que un presidente intentar crear espacios abiertos con distintos sectores de la población para escuchar sus necesidades y rendir cuentas.

Durante la administración de Álvaro Colom se creó el programa Gobernando con la Gente. Cada mes, el mandatario viajaba a los departamentos a presentar los planes de trabajo con alcaldes y sociedad civil. Previo a la visita, había equipos gubernamentales que se reunían y generaban acuerdos sobre las necesidades locales, para presentarlas.

Durante la presidencia de Óscar Berger se crearon los Gabinetes Móviles, donde de forma trimestral se reunía el gabinete de gobierno en algún departamento. Eran visitas de tres días. En los primeros dos se hacía trabajo de campo, y en el tercero, el gabinete.

Con Álvaro Arzú se crearon los Encuentros de Actualización, que buscaban ser un espacio de diálogo con sectores sociales para implementar los acuerdos de paz, aunque falló por el desconocimiento de los interlocutores.

Esos programas estaban ideados para acercarse a la población y transparentar la gestión pública, aunque muchas veces se terminaban convirtiendo en espacios para que alcaldes y actores locales exigieran obra pública.

En conclusión, ni la elaboración del informe de rendición de cuentas ni la participación del presidente en su presentación es algo nuevo.


0