Verificamos por usted: ¿Los funcionarios de Guatemala tienen los salarios más altos de Centroamérica?

El presidente de Guatemala tiene el salario más alto de la región. Otros funcionarios, en cambio, tienen remuneraciones inferiores a las de sus homólogos en Centroamérica.

Publicado el
Guardar Compartir
Congreso de la Repœblica de Guatemala elige magistrados a la corte de constitucionalidad a Dina Ochoa y Luis Rosales Ser‡ el segundo periodo en el que Ochoa sea magistrada titular puesto que en 2015 fue nombrada por la Presidencia de la Repœblica.

Fotografia. Erick Avila:       02/03/2021
Verificado por
Congreso de la Repœblica de Guatemala elige magistrados a la corte de constitucionalidad a Dina Ochoa y Luis Rosales Ser‡ el segundo periodo en el que Ochoa sea magistrada titular puesto que en 2015 fue nombrada por la Presidencia de la Repœblica. Fotografia. Erick Avila: 02/03/2021

El malestar ciudadano por la ineficiencia de los servicios públicos y la corrupción a todo nivel hace cuestionar si los empleados públicos merecen las remuneraciones que reciben del erario.

En las instituciones, además del salario, funcionarios también perciben otros ingresos, como bonificaciones, gastos de representación y viáticos. En algunos casos, incluso, disponen del presupuesto para gustos personales, que ha sido una práctica de los últimos presidentes de la República.

Lea más
Las citaciones incrementaron este año, aunque ello se explica por la anulación de las medidas sanitarias que estuvieron vigentes en 2020.
¿De dónde salió la información?

El diputado Aldo Dávila presentó una iniciativa que pretende regular los salarios de los funcionarios en Guatemala, con el argumento de que es inaceptable que los empleados públicos “promuevan el incremento desmesurado de sueldos para beneficio personal y no colectivo”.

En el texto resalta que el presidente de Guatemala devenga “una cantidad alta en toda América Latina”, y propone una reducción de sus ingresos, así como de otros servidores estatales. En concreto, sugiere que el salario del presidente sea de Q50 mil, el del vicepresidente de Q45 mil, ministros Q20 mil y gobernadores Q12 mil, por citar algunos ejemplos.

Propone también que el salario del presidente del Organismo Judicial se reduzca a Q30 mil, magistrados de Corte Suprema de Justicia, Q25 mil; cortes de Apelaciones, Q15 mil, y otros jueces, Q10 mil. Asimismo, propone que el sueldo del presidente del Congreso sea de Q25 mil, y los diputados, Q20 mil.

La propuesta generó comentarios que afirmaban que en Guatemala los salarios de los funcionarios son los más altos de la región y reprochaban los actos de corrupción que cometen, pese a sus altos ingresos económicos.

¿Cuál es el  contexto?

Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), considera que el tema de los salarios se debe evaluar desde distintas perspectivas. En principio, se aduce que reduciendo sueldos se puede generar ahorro; sin embargo, considera que una disminución no sería relevante si el objetivo es estabilizar las finanzas públicas o reducir el déficit fiscal.

Por otra parte, hay una molestia ciudadana, ya que funcionarios obtienen salarios considerables, pero no dan los resultados esperados. En este caso, la solución tampoco es reducir sueldos, sino definir mejor los mecanismos de selección.

Barrientos señala que en Guatemala hay profesionales capaces de desempeñar funciones públicas, pero muchos deciden laborar en el sector privado, donde obtendrán una mejor remuneración.

Luis Linares, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), considera que es necesario discutir la regulación de los salarios de la alta administración pública, ya que se incurre en abusos. “El hecho de que Guatemala, siendo un país que tiene uno de los porcentajes más altos de pobreza, tenga uno de los presidentes mejores pagados es una ofensa”, apunta.

Considera que, si bien los sueldos no deben ser bajos, sino decorosos, la iniciativa de ley del congresista puede ser un primer paso para analizar este tema y regular las remuneraciones de acuerdo con la realidad nacional.

Por esto sabemos que es
dudoso

Tal como indica Dávila, el salario del presidente es el más alto, al compararlo con el resto de Centroamérica. Alejandro Giammattei percibió en mayo Q148 mil 838, equivalentes a US$19 mil 213.

En mejores ingresos, sigue el presidente de Costa Rica, con US$7 mil 738, y el de Panamá, con US$7 mil, según portales oficiales de transparencia.

Sin embargo, hay ocasiones en que los funcionarios guatemaltecos no ocupan las primeras posiciones. Por ejemplo, la ministra de Salud, Amelia Flores, percibe US$5 mil 583. La supera su homólogo en Panamá, que percibe US$7 mil.

El presidente del Congreso de Guatemala, Allan Rodríguez, cuyo último reporte fue de US$5 mil 697, es superado por sus homólogos de Costa Rica, con US$6 mil 459, y el de El Salvador, con US$5 mil 781.

En el caso del Banco de Guatemala, Sergio Recinos, se observa en el portal que su última remuneración fue de US$12 mil 635. En Centroamérica, lo supera su homólogo de Costa Rica, que reportó un ingreso de US$16 mil 301.41.

Se puede concluir que en el caso del mandatario guatemalteco, su salario sí sobrepasa al del resto de la región, pero no sucede lo mismo con los titulares de los principales organismos.

 

 


0