Otro año del siglo XXI que no perdona

Otro año del siglo XXI que no perdona

Opinión

En esta época de adviento y reflexión es necesario que los guatemaltecos nos  apeguemos a nuestra fe cristiana para implorar que renazcan en la mente y en el corazón de quienes nos gobiernan  los mandatos divinos, ya que es el momento de enderezar el camino y romper este círculo vicioso de corrupción,  pedir que el hijo del Padre nazca en nuestro ser, para que podamos ser probos y trabajar para evitar que la humanidad se autoextermine. Como generación actual debemos cumplir con el principio de dejarla mejor que como la encontramos.

#Corrupción en el Congreso