Propuesta electoral no pasa de regular

Editorial

Cada período de gobierno que fenece deja grandes lecciones que lamentablemente muy pocos aprenden, porque pese a que llegan nuevas administraciones persisten vicios que deterioran la confianza ciudadana, impiden la consecución de mayor eficiencia y relegan el objetivo primordial de mejorar los indicadores de desarrollo humano: desde el vulgar nepotismo y la contratación de allegados, los manejos opacos del erario, la ineficiencia en los programas de salud y educación, la intolerancia a la crítica y la utilización clientelar de los recurso del Estado son algunos de estos lastres que se han prolongado por décadas.