Deporte Nacional

Sophie Hernández: Pasión y entrega por el pentatlón

El amor por su deporte emana desde las primeras frases de Sophie Hernández. Con una sonrisa que muestra su comodidad en la Asociación de Pentatlón Moderno, zona 15, la número dos del mundo en la categoría Youth —18 años— cuenta sus inicios, actualidad y hasta su máximo sueño en el deporte.

Por Marcela Morales

La meta de Sophie a corto plazo es clasificar a los juegos olímpicos de río 2016, por lo que buscará obtener la mayor cantidad de puntos en el ranquin mundial. (Foto Prensa Libre: Marcela Morales)
La meta de Sophie a corto plazo es clasificar a los juegos olímpicos de río 2016, por lo que buscará obtener la mayor cantidad de puntos en el ranquin mundial. (Foto Prensa Libre: Marcela Morales)

Hernández recuerda que cuando conoció el pentatlón moderno fue un amor a primera vista. “Quería empezar a nadar, entré a la Asociación y en eso vi un entrenamiento de esgrima. A la siguiente semana mi primera actividad fue en ese deporte y desde ahí me enamoré”, recuerda.

Para la guatemalteca la adaptación fue fácil, ya que sabía nadar y luego con la práctica de las demás disciplinas en sus primeras competencias los resultados fueron positivos, y eso hizo que “se entusiasmara aún más”.

“Antes de esto no había encontrado un deporte en que me mantuviera, porque todo me aburría. Son cinco actividades que te mantienen prendida”, expresa Hernández, quien también reconoce que ha contado con el apoyo de su familia desde el inicio.

Esgrima: el que más disfruta

Sophie, como la conocen sus más cercanos, reconoce que de las cinco disciplinas es del esgrima del que más disfruta. “Es algo táctico y no solo físico, es un duelo mental con el rival; tienes que ver cómo te defiendes y atacas. Se debe pensar mucho”, comenta.

SOPHIE HERNÁNDEZ

  • Primer lugar en México en la prueba de relevos junto a Ximena Diéguez, en el 2014.
  • Puesto 15 terminó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.
  • Cuarto lugar en la Copa del Mundo, en la categoría Youth, que se realizó en Buenos Aires, en agosto del 2015.
  • Su próxima competencia será en febrero del próximo año.

Y aunque disfrute de cada uno de los deportes, es la disciplina de las espadas la que le da una fortaleza extra en las competencias.

Sin embargo, reconoce que así como disfruta del esgrima, la natación es en la que debe enfocarse un poco más. “No es que esté abajo de mis otros deportes, pero sí debo poner un poco más de esfuerzo”.

“Muchos creen que la natación solo es física, pero también tiene algo de mental. Llegas a un punto en que tu cuerpo ya no puede y es ahí cuando tu mente ayuda para que se pueda lograr. La clave de todo éxito es entrenar mucho”, expone.

En los inicios de Hernández en el mundo del pentatlón tuvo que superar un temor provocado por algunas caídas en la disciplina de equitación.

“Cuando empecé a montar me caía mucho y me dio miedo. Llegué al punto que no podía subirme a un caballo porque temblaba”, recuerda Sophie. Para superar esta situación la ayudó Maribel Sanz-Agero Luna, entrenadora de equitación.

“Con ella comencé desde cero otra vez porque ya no podía”, recuerda. Ahora con la prueba superada la atleta está orgullosa de saltar pistas desde 1.20 metros de altura, cuando el temor pudo haberla alejado de su amor: el pentatlón.

Un entrenador de gran nivel

Sophie sabe que la práctica del deporte es el éxito de todo, pero a ello le agrega el ingrediente de tener a un entrenador de alto nivel como Walid Sayed, de Egipto. “Él nos ha enseñado cómo manejar todo, desde lo físico hasta lo mental. Creo que eso tiene que ver con nuestros resultados”, explica.

La nacional sabe que el nivel con que cuenta hoy el pentatlón moderno es gracias a la organización de la Asociación y el Comité Olímpico, pero Sayed es alguien muy importante en ello también.

A sus 18 años, durante los Juegos de Panamericanos de Toronto 2015, la pentatleta tuvo que vivir una lección que, según ella, la ayudó a ser aún mejor, esto tras no conseguir el pase que la colocaría en los Juegos Olímpicos de Río 2016.



LA disciplina  de esgrima es de sus más fuertes y favoritas del pentatlón.
LA disciplina de esgrima es de sus más fuertes y favoritas del pentatlón.


La competencia panamericana entregaba algunas plazas y fue Isabel Brand quien logró una. “Nos preparamos para lograrlo y mis nervios me traicionaron en ese momento”, reflexiona.

Aunque una de las opciones para llegar a Río ya fue agotada, Hernández comenta que en estos meses y el inicio del próximo año su enfoque estará en tener esa plaza para participar en Brasil. “Debo hacer todos los puntos que pueda para tener un buen lugar en el ranquin mundial y así ganar la plaza”, explica.

Es por ello que este año Sophie también tomó la decisión de estudiar en casa. “Tuve que poner en orden mis prioridades: ir a Río es la más importante. Antes estudiaba en el Colegio Suizo Americano y ahora lo hago desde casa”, cuenta.

También reconoce que dedicarse cien por cien a su meta hace que no tenga tiempo para “salidas, fiestas y muchos amigos”, por lo que es con sus compañeros de la selección con quienes disfruta de cada uno de los momentos que les regala el deporte.

“Hemos formado un grupo bonito, somos compañeros y en algún momento tenemos que ser rivales, pero no es algo que nos afecte”, comenta.

Sus metas

Para la juvenil, quien actualmente solo es superada por la egipcia Haydy Morsy, por 11 puntos en la categoría Youth, sus metas a largo plazo están marcadas: “Conseguir una actuación digna en unos Juegos Olímpicos” y “sobresalir en el ranquin mundial de pentatlón moderno”.

Por eso desde este año su vida se rige por su entrega total al pentatlón moderno, deporte que ama, disfruta y en el que cuenta con el apoyo de toda su familia.



 ISABEL BRAND  —derecha— es una de sus mejores amigas y compañera de fórmula  de Sophie en pentatlón moderno.
ISABEL BRAND —derecha— es una de sus mejores amigas y compañera de fórmula de Sophie en pentatlón moderno.