Economía

Camas que invitan a jugar

Muebles Familiy se especializa en la fabricación de mobiliario infantil para dormitorio, con diseños modernos que motivan a los niños a descansar.

Por Byron Dardón

Después de aproximadamente 25 años de trabajar en tapicería de muebles de todo tipo, Byron Hidalgo se dio cuenta que en el mercado nacional había poco mobiliario para niños que fueran confortable y que al mismo tiempo motivara a los infantes a convertir el momento de la hora de dormir en un juego.

“Me surgió la inquietud de hacer algo que no era común en Guatemala, y nació la idea de fabricar las camas para niños con diseños de carros y carrozas, pues los modelos importados resultaban muy fríos por ser fabricados con materiales plásticos”, recuerda Hidalgo.

En el 2013, este emprendedor, con el apoyo de su esposa Mayra, abrió un pequeño local sobre la calle Mariscal, en la zona 11 capitalina, y con la ayuda de dos colaboradores empezó la aventura de fabricar camas para niños.

Al principio, sus creaciones, inspiradas en personajes de películas infantiles como Rayo Mcqueen, el hombre araña o las princesitas de Disney, puestas en exhibición sobre la acera de esa transitada vía, llamaban la atención de los automovilistas y, según Hidalgo, muchos de ellos paraban para felicitarlos por su creatividad, pero no compraban nada.

  • Los consejos del emprendedor
  • Un empresario novato debe afrontar sus retos, creer en ellos y trabajar duro, afirma Byron Hidalgo.
  • Hidalgo cree que la primera cualidad de un emprendedor es creer en lo que hace.
  • Otra característica no menos importante es ser persistente, aunque las condiciones sean adversas.
  • Una cualidad más es la de hacer cosas que necesite el cliente y estar innovando constantemente.

La empresa tuvo que sobrevivir de trabajos de tapicería y de la fabricación de taburetes y baúles durante varios meses, hasta que los clientes interesados en comprar camas empezaron a llegar.

El primer modelo que se fabricó fue una carroza de las princesas de Disney y posteriormente surgieron otros tipos.

En la actualidad, Hidalgo y sus colaboradores reciben pedidos constantemente, los que muchas veces sobrepasan su capacidad de producción de entre dos a tres camas por semana.

Pero los niños no son los únicos amantes de los productos de Muebles Family. Recientemente, un fanático de los carros BMW llegó con la foto de su automóvil preferido y pidió que Hidalgo le fabricara una cama para adulto con la forma del vehiculo.

De igual forma, otro cliente solicitó una cama, pero esta vez el modelo fue nada menos que el Batimóvil.

Según Mayra de Hidalgo, el cliente puede llevar su propio diseño y se le fabrica al gusto.

En la elaboración de los muebles se emplea madera, brin, esponja, luces led para los faros y forro vinílico imitación de piel. completamente lavable e impermeable.

Según Hidalgo, en lugar de invertir en una cuna de madera que en pocos meses se dejará, se puede comprar una cama de Muebles Family tamaño imperial, que el niño convertirá en un sitio para descansar y jugar en forma segura durante muchos años.

Aunque los precios dependen de la complejidad del diseño, las camas fluctúan entre Q3 mil 600 y Q4 mil 200.

En el mediano plazo, los Hidalgo tienen como meta abrir un mínimo de dos puntos de venta adicionales, y posteriormente incursionar en la venta a distribuidores de muebles.