Petén

Matan a encargado de finca y secuestran a su familia

Sujetos no identificados que irrumpieron una vivienda, ubicada en interior de una finca, ultimaron a balazos a una persona, secuestrando a su progenitora, esposa, hermana e hijo, quienes fueron liberados por agentes policiales con apoyo de miembros del Ejército.

Por Rigoberto Escobar

La comunidad La Blanca donde sucedió el hecho queda a 25 kilómetros de la zona urbana de Melchor de Mencos. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
La comunidad La Blanca donde sucedió el hecho queda a 25 kilómetros de la zona urbana de Melchor de Mencos. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

La Policía Nacional Civil (PNC), informó que se trata de Marvín Eduardo Urizar Rivas, de 20 años, encargado de una finca ubicada a 4 kilómetros sobre la cinta asfáltica que conduce a la comunidad La Blanca, Melchor de Mencos.

Según el parte policial, cuatro sujetos que se conducían en un camión, llegaron a la finca y preguntaron por el encargado con la intención de que les vendiera un lote de ganado para engorde, el cual negarse a la petición, uno de los individuos desenfundó un arma de fuego y le disparó.

No conformes con lo ocurrido, amenazaron de muerte a María Antonieta Rivas, madre del fallecido, Lilian Marilú Trigueros, (nuera) Sandra Azucena Urizar Rivas, (hija) y al nieto Edisson David Urizar, llevándoselos amarrados hacia el área de ganado y posterior a una zona boscosa.

Según se indicó por las detonaciones, vecinos del lugar se alertaron y se dirigieron hacia la vivienda, observando cuando introducían en los matorrales a la familia, por lo que avisaron a las autoridades locales, quienes una hora después con el apoyo de agentes policiales y soldados, fueron localizados amordazados a tres kilómetros donde se registró el crimen.

La familia liberada, fue trasladada a la sala de urgencias del hospital nacional ubicado en la zona urbana, debido que tenían moretones en el rostro y partes del cuerpo, indicando que los individuos amenazaban con eliminarlas, si no les enseñaban los terrenos donde estaba clasificado el ganado vacuno.

Técnicos del Ministerio Público, localizaron cinco casquillos percutidos, quienes luego de un rastreo observaron varias rodadas de transporte pesado, indicando que el robo del ganado se consumó.