Quetzaltenango

Autoridades buscan indicios por crimen de Vilma Gabriela Barrios

Al menos 11 allanamientos se efectuaron este viernes en Cantel, Quetzaltenango, además en Suchitepéquez y Sololá, en busca del principal sospechoso de la muerte de Vilma Gabriela Barrios.

Por Carlos Ventura y Miguel Barrientos

Agentes de la PNC resguardan inmuebles allanados en Cantel y otros puntos en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: MP)
Agentes de la PNC resguardan inmuebles allanados en Cantel y otros puntos en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: MP)

El Ministerio Público informó que el objetivo principal de los operativos es dar con el paradero de Émerson Marroquín, principal sospechoso de la muerte de Barrios.

Fiscales de la Fiscalía de Femicidio de la cuidad capital, encabezaron los allanamientos en Quetzaltenango que iniciaron en horas de la mañana.

El caso está bajo reserva judicial. En las últimas semanas el novio de la víctima, Erick Lancerio ha efectuado una serie de manifestaciones exigiendo justicia y ha criticado en los medios de comunicación la "pasividad" de las autoridades ya hasta antes de este viernes no habían hecho cateos en la casa de Marroquín.





Investigación

Emerson Marroquín, exjugador del club deportivo Xelajú, M.C. es buscado por las autoridades por su posible participación en el asesinato de la estudiante universitaria Vilma Gabriela Barrios, confirmaron la Fundación Sobreviviente y el Ministerio Público.

Según abogados de la fundación, que es querellante adhesivo en el caso, Marroquín es propietario de una vivienda que Barrios con su madre pretendían alquilar y que fueron a buscar a Cantel en febrero pasado, donde fue asesinada.

El Ministerio Público confirmó que Marroquín tiene orden de captura desde hace un mes.

La universitaria de 26 años, fue encontrada muerta el pasado 5 de febrero en el río Samalá. Fue asesinada con arma cortante. Su madre, Orva Lili López, 53, también fue localizada con heridas en el cuello, aunque sobrevivió.

Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC) detallan que ambas fueron atacadas en el inmueble, que sería propiedad de Marroquín.