Quetzaltenango

Quetzaltecos se enferman debido al estrés y mala alimentación

El consumo excesivo de grasa y sal, el estrés, ansiedad, violencia, sedentarismo e incumplir con el esquema nacional de vacunación, entre otras circunstancias, hacen vulnerables a los habitantes de Quetzaltenango, cuya población es propensa a enfermedades crónicas.

Por María José Longo

Un hombre en una camilla del hospital Rodolfo Robles de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Un hombre en una camilla del hospital Rodolfo Robles de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Quetzaltecos acuden frecuentemente a los servicios de salud por enfermedades respiratorias, digestivas y nutricionales. La neumonía, infartos y diabetes son los padecimientos que más  cobran vidas.

Según estadísticas del Área de Salud de Quetzaltenango, en el 2016 se registraron 50 mil 958 pacientes con resfriado común, el 59 por ciento eran mujeres. La cantidad aumentó 20 por ciento respecto del año anterior. En los primeros dos meses del 2017 ya se registran ocho mil 551 casos.

Las cifras de mortalidad en Quetzaltenango señalan que la principal causa de muerte son la neumonía y la bronconeumonía. En el 2016 se registraron 306 muertes, mientras que en el 2015,  284. Las víctimas más frecuentes de neumonía son niños menores de 5 años y adultos mayores de 65.

“Para las enfermedades respiratorias, las medidas de prevención son principalmente dos, la consulta oportuna y cumplir con el esquema nacional de vacunación”, indicó Omar Ochoa, neumólogo del Hospital de Especialidades Rodolfo Robles.

Sugerencias

Médicos recomiendan un mejor estilo de vida.
• Consumir vitamina C, antioxidantes,  frutas y verduras.
• Cubrirse la boca con mascarilla reduce el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias.
• Lavarse  las manos  y preparar  alimentos en ambientes limpios.
• Reducir  consumo de sal.  Preferir la gruesa.
• Ejercitarse de 30 a 45 minutos al día y evitar el uso desmedido de la tecnología.

Contagio

El experto reconoce que evitar contagio de enfermedades respiratorias es difícil, porque son prevalentes y cuando los pacientes estornudan o tosen dejan partículas en el ambiente. “Una de las situaciones que contribuyen a la cadena de contagio es que los niños con influenza o resfriado asisten a clases”, afirmó.

Según los especialistas, muchas veces la población no presta atención a los resfriados comunes pero, aunque no es alta la incidencia, pueden terminar en la muerte.

“Las infecciones respiratorias virales pueden complicarse y es factible que evolucionen a una neumonía o bronconeumonía. El virus llega a la nariz y tapiza la mucosa hasta el bronquio. Mientras el virus invade, lastima la mucosa, la hace propensa a que se introduzca una bacteria y genera neumonía bacteriana”, señaló Ochoa.

Otras enfermedades comunes son las digestivas. Las estadísticas apuntan que la tercera causa por la que la población  acude a los servicios de salud es la diarrea y la cuarta es la parasitosis.

En el 2016 se reportaron 19 mil 154 pacientes por diarrea y 17 mil 445 en el 2015 . El año pasado se reportaron 47 muertes.

La parasitosis fue la quinta causa de morbilidad en el 2015 y la cuarta el año pasado, con 16 mil 714 casos. Por amebiasis hubo nueve mil 815 pacientes.

Xela es la segunda ciudad con mayor prevalencia de diabetes, por lo cual los médicos sugieren hacerse evaluaciones. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Xela es la segunda ciudad con mayor prevalencia de diabetes, por lo cual los médicos sugieren hacerse evaluaciones. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

La gastritis es otra enfermedad común, ocupa la sexta causa de morbilidad y en el 2016 hubo 12 mil 192 pacientes. El epidemiólogo considera que el estrés y las diversas actividades en que se ocupan los pobladores de la Ciudad de Quetzaltenango hacen que solo hagan dos tiempos de comida, y en otras áreas la pobreza permite solo uno.

Problemas nutricionales

A pesar de que la obesidad no figura entre las estadísticas de morbilidad general, sí constituye una de las causas para otras enfermedades crónicas.

Señal de alerta

La diabetes se diagnostica cuando el nivel de glucosa pasa de 140 luego de haber comido. Después de la capital, Xela  es la segunda ciudad que más diagnostica y atiende a niños  con esa enfermedad,  aunque no todos son originarios de Quetzaltenango.
Arelis López, administradora del Patronato del Diabético Filial Quetzaltenango, recomienda estar alerta cuando se sienta  sed excesiva,  fatiga con facilidad,  sudor innecesario,   necesidad constante de orinar, resequedad,  confusión o mareos.

El exceso de peso es un problema para algunos, pero miles de quetzaltecos, en especial niños, presentan retardo del desarrollo debido a desnutrición proteico-calórica, séptima causa de morbilidad.

Autoridades de Salud señalan que en Quetzaltenango ha disminuido la cantidad de niños con desnutrición aguda, pero en el 2015 se presentaron seis mil 14 casos de retardo del desarrollo por desnutrición, y en el 2016,  10 mil 460.

“Cuando un niño no cuenta con alimentos necesarios, no tiene la nutrición adecuada y entonces comienza a tener retardo en su crecimiento físico e intelectual. Además de esa carencia está la presencia de enfermedades, por lo que cuando asiste a la escuela no puede aprender”, dijo Escalante.

Ana Gómez, epidemióloga del área de Salud, asegura que se ha trabajado para reducir los casos de desnutrición en el departamento. “Del 2015 a la fecha se han reducido los casos, y no hay incremento en casos de desnutrición crónica. El último censo reveló que en Quetzaltenango el  46 por ciento de niños padece desnutrición; es decir, 46 de cada cien niños”, indicó.

Escalante agregó: “En muchos casos a los niños les es imposible aprender  a leer o escribir, no se concentran y escasamente comprenden las clases. Las maestras se preocupan, pero no es culpa de la metodología, sino que la disposición mental del niño está disminuida a causa de la mala alimentación o esta es escasa”.

Cardíacos

Las enfermedades del corazón son de las que más  mortalidad general causan en Quetzaltenango. Por debajo de la neumonía, el infarto es la segunda razón de muerte y la séptima es  la hipertensión.

En el 2016, las estadísticas demuestran que 203 fallecieron por un infarto, y en el 2015, 89.

El cardiólogo Edwin Ibarra señaló que la principal causa de muerte en ese departamento es la arteriosclerosis, ya que se obstruye el paso de la sangre por las arterias debido a ateromas —lesión— que se forman por exceso de colesterol.

Una mujer se practica una prueba de glucosa en un centro de salud de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Una mujer se practica una prueba de glucosa en un centro de salud de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

El especialista señala que el paciente puede ser alguien diabético o hipertenso,  una persona con alto consumo de grasa y reducido en frutas y verduras. “Las personas cuya dieta es a base de cosas fritas son más propensas. También puede darse por el estrés y ansiedad”, explicó, y añadió que  en Xela el consumo excesivo de pan y el estrés por la delincuencia hacen a la población vulnerable a los infartos.

“La población está acostumbrada a consumir pan. Se puede observar que hay muchas panaderías y menos gimnasios. Otro punto es el gran número de empresas comestibles cuya comida generalmente es preparada con grasa y sodio, lo que hace que el quetzalteco en general coma peor y además esté menos activo físicamente. Además, la violencia ha perjudicado. Los ataques a buses se han incrementado en los últimos años, y eso genera estrés,  lo que perjudica a la salud”,  dijo.

El cardiólogo recomienda que las personas con antecedentes familiares de hipertensión, diabetes o infartos consulten a un especialista después de los 35 años, como prevención, y  si ambos padres tuvieron alguna de esas enfermedades,  lo recomendable es acudir con el médico antes de esa edad.

En cuanto a la hipertensión arterial, Ibarra explicó que es un padecimiento hereditario que está “sumamente” relacionado con sobrepeso,  estrés,  ansiedad y sedentarismo. Además, por ser una enfermedad crónica degenerativa, es necesario mantener control y tratamiento, ya que el paciente tiene  alto riesgo de sufrir un infarto, indicó.

“Debe prestarse mayor atención cuando el paciente está fatigado, hinchado y con dificultad para comer o caminar. Para prevenir esa enfermedad, debemos ser más activos, dejar la tecnología que nos está matando y aprender a comer mejor, evitar productos enlatados que contienen mucho sodio para preservarse”, manifestó Ibarra.

Diabetes

La diabetes es la tercera causa de muerte en Quetzaltenango, donde 185 pacientes fallecieron en el 2016.

De acuerdo con una investigación de  estudiantes de Medicina del Centro Universitario de Occidente (Cunoc), la tasa de incidencia de la diabetes mellitus  fue  de 7.1 en el 2016. Es decir, que por cada cien quetzaltecos, siete  tienen probabilidades de padecerla.

El médico Juan José Escalante Villagran, epidemiólogo de Quetzaltenango, atribuye el aumento de enfermedades a los hábitos de higiene. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
El médico Juan José Escalante Villagran, epidemiólogo de Quetzaltenango, atribuye el aumento de enfermedades a los hábitos de higiene. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Arelis López, administradora del Patronato del Diabético filial Quetzaltenango, indicó que la principal causa de la diabetes es  herencia.

“Si nuestros familiares directos son diabéticos, tenemos tendencia a serlo. La enfermedad también surge por el estrés, impresiones o sustos, que hacen que el nivel de azúcar se eleve y la persona tenga  que tomar medicamento. Desde ese momento se catalogan como diabéticos”, indicó.

Las infecciones urinarias están como la quinta causa de morbilidad en Quetzaltenango, y a decir de Gómez, la falta de consumo de agua es una de las principales causas. Hizo un llamado para que la población beba suficiente líquido, como parte de una vida saludable. Otra causa es que en Xela se consumen más  las bebidas carbonatadas.

Mala higiene

Juan José Escalante, epidemiólogo del Hospital Regional de Occidente que la mala higiene es la principal causante de infecciones. El médico asegura que el incremento de enfermos por parasitosis  ocurre con mayor frecuencia en la época de lluvia.

“Hay muchas comunidades del área rural que no cuentan con sanitarios y defecan al aire libre. Entonces, cuando llueve, el agua acarrea eso a la ciudad y  ocasiona principalmente parásitos, en huevecillos que se depositan en algunos lugares y se vuelve al ciclo vicioso del parasitismo”, indicó el profesional. Asegura que varias enfermedades digestivas se incrementan por el alto consumo de comida callejera. 

“No todas la ventas tienen medidas de higiene. Puede haber ventas de comida en la calle, pero deben darse con una higiene correcta de los alimentos, desde su producción hasta su exposición a la venta”, expresó.