San Marcos

Continúan enfrentamientos entre pobladores de Ixchiguán y Tajumulco

Los enfrentamientos entre pobladores de Tajumulco e Ixchiguán continúan a pesar del estado de Sitio decretado por autoridades en mayo último.

Por Whitmer Barrera y Miguel Barrientos

Autoridades mantienen estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, donde prevalece un conflicto territorial desde hace más de 80 años. (Foto HemerotecaPL)
Autoridades mantienen estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, donde prevalece un conflicto territorial desde hace más de 80 años. (Foto HemerotecaPL)

Este viernes, la Policía Nacional Civil (PNC) informó que en la zona que aún no está delimitada entre ambos municipios de San Marcos se registró un enfrentamiento entre unos 400 pobladores, el cual fue disuelto por agentes policiales y efectivos del Ejército.

Édgar Soc, comisario de la PNC, dijo que los grupos de inconformes de las comunidades Tuichán, Ixchiguán y Las Brisas, Tajumulco, se aglomeraron y se lanzaron objetos, pero el enfrentamiento fue frenado por las fuerzas de seguridad.

Según Guillermo Mejía, comandante de la Fuerza de Tarea Interinstitucional de Tuichán, el enfrentamiento surgió luego de que pobladores pastoreaban ganado en la  montaña que se mantiene en litigio, lo que provocó que un grupo de vecinos de Las Brisas los agrediera física y verbalmente.

"Escuchamos varias detonaciones de arma de fuego. Calculamos que unos 400 pobladores se enfrentaron”, explicó.

Ismael Ramos, alcalde de Tajumulco, se ha pronunciado contra el estado de Sitio , aunque aseguró que el vecino Adrián Chilel Esteban, de 48 años, resultó herido en el enfrentamiento de este viernes y fue trasladado al Centro de Salud de Tajumulco.

El estado de Sitio fue decretado por el Gobierno de Guatemala debido a un conflicto territorial de más de 80 años, el cual recrudeció en los últimos meses.

Las autoridades han erradicado millones de quetzales en plantas de amapola y marihuana; además, han destruido trincheras y edificaciones utilizadas para protegerse.

Tensa calma

Desde hace dos meses, efectivos del Ejército y agentes de la PNC resguardan el área, aunque según pobladores, permanece en tensa calma y a la expectativa de que el Congreso ratifique la prorroga de otros 30 días de la medida.

Los pobladores se mantienen herméticos y no se observa movimiento de personas en la calle, solo en vehículos que circulan por la carretera que separa a las comunidades, pues esperaban que con la presencia militar reinara la paz.

“No sabemos cómo quiere el Gobierno que quedemos las dos poblaciones. Ellos nos imponen las cosas y es lo que ahora se está reflejando con no respetar a las autoridades. Tiene que haber una asamblea para que los dos municipios estén de acuerdo, porque si no, la historia no cambiará”, aseguró un poblador que no quiso identificarse.





Video

En mayo último, el Ejército de Guatemala grabó a un grupo de hombres que los atacó con armas de fuego.