Deporte Internacional

Atletismo: La sombra del dopaje planea sobre el Campeonato Nacional de EEUU

Las acusaciones de dopaje del entrenador Alberto Salazar y su principal corredor, el subcampeón olímpico de los 10 mil metros Galen Rupp, planean sobre el Campeonato Nacional de atletismo de Estados Unidos, que se inicia el jueves en Eugene, Oregon.

Por Oregon/AFP

Galen Rupp deberá demostrar que las acusaciones de dopaje son falsas. (Foto Prensa Libre: Twitter: @Oregonian)
Galen Rupp deberá demostrar que las acusaciones de dopaje son falsas. (Foto Prensa Libre: Twitter: @Oregonian)

El torneo dará plazas al equipo de Estados Unidos que competirá en el Campeonato Mundial en agosto en Pekín, con Tyson Gay y Justin Gatlin -dos estrellas de la velocidad que vienen de sendas suspensiones por dopaje- que luchan por posicionarse para desafíar al jamaiquino Usain Bolt, que defenderá sus títulos de los 100 y 200 m en el evento de China en dos meses.

Un documental de la BBC a principios de este mes, en colaboración con la página web ProPublica, acusó a Salazar, también el entrenador del campeón olímpico británico de los 10.000 Mo Farah, de violar las normas antidopaje.

Según la publicación, Salazar dopó a Rupp en 2002 con esteroides anabólicos cuando Rupp tenía sólo 16 años.

Salazar, cuya base de entrenamiento se encuentra en las afueras de Portland, trabajó con Rupp durante 14 años y con su compañero de entrenamiento Farah desde 2011.

El informe dice que Salazar alentó el uso de medicamentos de venta por receta para la tiroides y el asma que no están incluidos en el informe de medicamentos prohibidos que necesitan aprobación de las autoridades antidopaje.

Tanto Salazar como Rupp han negado las acusaciones, pero serán las figuras más asediadas por la prensa esta semana en la pista de la Universidad de Oregon.

“Me gustaría pensar que todos estos negros nubarrones, por así decirlo, serán eclipsados por todas las cosas positivas que están sucediendo y sucederán esta semana”, dijo Vin Lananna, el exentrenador de Rupp en Oregón, en declaraciones al diario Eugene Register-Guard.

Rupp busca su séptima corona consecutiva de Estados Unidos en los 10.000 m el jueves y también está listo para correr los 5.000 el domingo.

Otros atletas que en Oregon buscarán un lugar en Pekín son Mateo Centrowitz en los 1.500, Shannon Rowbury, Treniere Moser y María Caín en los 1.500 femeninos, y Jordan Hasay en los 5.000 y 10.000.

Gatlin y Gay mano a mano

Gatlin, el campeón olímpico de 100 metros en Atenas-2004, y mundial de ambas distancias en 2005, y Gay, monarca del orbe en 100 y 200 en 2007, se han enfrentado a los escépticos y a la crítica después de regresar de sendas sanciones por dopaje.

Gatlin llega a esta cita con el mejor crono del año en los 100 m (9,74) conseguido en Catar el mes pasado, la carrera más rápida del mundo desde que el jamaiquino Yohan Blake marcó 9,69 en 2012, y quinta mejor marca de todos los tiempos.

En Prefontaine del pasado mes, Gatlin prefirió correr los 200 m y se impuso con 19,68 segundos.

En 2001, Gatlin fue suspendido por dar positivo a las anfetaminas, pero una apelación ante la IAAF le valió una reincorporación temprana. Pero de nuevo reincidió en 2006, al dar positivo en una carrera de relevos en el Campeonato de Estados Unidos, y fue finalmente suspendido por cuatro años, sanción que terminó en agosto de 2010.

Gay, de su lado, ganó los 100 m en el Prefontaine en 9,88 segundos, pero se perdió el Mundial de 2013 en Moscú tras dar positivo a una sustancia prohibida. También fue suspendido hasta junio del año pasado y despojado de su medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 en el relevo 4x100m.