Deporte Internacional

La NFL se rinde ante el "mago" Aaron Rodgers

Un mago, uno de los mejores de la historia, Aaron Rodgers. El mariscal de campo de los Green Bay Packers demostró que está otra vez en su mejor nivel y dejó a su equipo a un paso de la gran final de la NFL.  

Por Arlington/DPA

Aaron Rodgers de Green Bay es una de las sensaciones por llegar al Súper Tazón de la NFL. (Foto Prensa Libre: EFE)
Aaron Rodgers de Green Bay es una de las sensaciones por llegar al Súper Tazón de la NFL. (Foto Prensa Libre: EFE)

"Aaron Rodgers dejó en claro que el rótulo de mejor jugador de todos los tiempos no está fuera de su alcance", título el portal de la emisora ESPN tras la emotiva victoria de los Packers sobre los Dallas Cowboys por 34-31.

Rodgers tuvo una actuación sublime en uno de los partidos más atractivos que se recuerden en unos playoffs del fútbol americano. Los Packers llegaron a tener cómodas ventajas de 21-3 y 28-13, pero bajo la guía del novato quarterback Dag Prescott los Cowboys lograron igualar 31-31 a 35 segundos del final.

Sin embargo, Rodgers mantuvo entonces la calma y lanzó un pase perfecto al receptor Jared Cook, quien atrapó el balón para darle una agónica oportunidad a los Packers que Mason Crosby se encargó de concretar con una patada.

Pero Rodgers no sólo exhibió su extraordinaria calidad dentro del campo. Antes de la jugada decisiva del dramático encuentro en Arlington, el mariscal hizo de entrenador y se encargó de explicarle a cada uno de los receptores hacia dónde debían correr en los últimos 12 segundos, según explicaron sus propios compañeros.

"Mágico", describió Cook el pase que recibió de su lanzador. Un elogio que se multiplicó en boca de compañeros, rivales y analistas.

"Es increíble verlo. Odio decirlo, pero es un quarterback sensacional", reconoció su colega rival Prescott, aún dolido por la derrota de los Cowboys.

"Aaron Rodgers es un ser supremo, parece salido de una novela. Hace de lo imposible algo rutinario", destacó el "USA Today", entre muchos otros elogios.





El jugador de 33 años, sin embargo, no quiere desviarse del objetivo. Su único título en la NFL lo logró en 2010 y ahora está a un paso de volver a una nueva final.

"Estoy orgulloso de mis chicos", dijo Rodgers, quitándose méritos tras el triunfo. "Ahora sólo queremos festejar y disfrutar de la victoria", señaló antes de poner la mira en el duelo semifinal del próximo domingo ante los Atlanta Falcons.

Los Packers arriban a la final de Conferencia con una racha de ocho victorias consecutivas y marchan firmes rumbo al Super Bowl, aunque los Falcons también cuentan con un quarterback que está jugando en alto nivel. El mariscal Matt Ryan, de hecho, fue el gran responsable del triunfo 36-20 sobre los Seattle Seahawks el sábado con tres pases de touchdown. "MVP, MVP", gritaron los aficionados de los Falcons tras su actuación.

Junto a Rodgers y Ryan también está en semifinales el estelar quarterback Tom Brady, líder de los New England Patriots. Brady protagonizará un duelo algo más desigual con Ben Roethlisberger, quien avanzó junto a los Pittsburgh Steelers sin haber logrado ni un touchdown ante los Kansas City Chiefs en cuartos.