Deporte Internacional

Lorenzo gana en Francia y toma las riendas del Mundial

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) se impuso en el Gran Premio de Francia de Motociclismo en categoría MotoGP, disputado este domingo en el circuito Bugatti de Le Mans

Por Le Mans/AFP

Jorge Lorenzo festeja con champán en el podio de Francia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Jorge Lorenzo festeja con champán en el podio de Francia. (Foto Prensa Libre: AFP)

Lorenzo, que superó a su compañero de escudería, el italiano Valentino Rossi, y a su compatriota Maverick Viñales, se colocó además líder del Mundial con cinco puntos de ventaja sobre su compatriota Marc Márquez, que solo pudo ser 13º tras sufrir una caída mediada la carrera.

El piloto español firmó el triunfo 63 de su carrera, el 42 en la categoría reina.

Lorenzo lideró la carrera de principio a fin en uno de sus circuitos preferidos, en el que se ha impuesto en cinco ediciones.

“Sabía que podía ganar, pero no me he relajado en toda la carrera”, explicó el piloto mallorquín. “Esta victoria es más importante ya que recupero más de 20 puntos sobre Marc Márquez, que lideraba el campeonato”, añadió.

La caída de Márquez (Honda) en la vuelta 15, cuya moto patinó sobre el asfalto a la vez que la de el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), así como la caída de Andrea Iannone en la 7ª vuelta, facilitaron el triunfo de Lorenzo.

Márquez y Dovicioso parecieron bailar una coreografía sincronizada en el virage hacia la izquierda en el que se fueron al suelo simultáneamente sin que mediase contacto entre ambos. Márquez, a pesar de su caída pudo retornar a la pista y sumar tres puntos merced a su puesto 13.

Rossi, que no tuvo una buena salida, remontó posiciones hasta finalizar segundo y ofrecer un segundo doblete consecutivo a la marca japonesa.

El joven Maverick Viñales le dio a Suzuki el primer podio desde hace varios años.

“Sabíamos que Maverick Viñales se iba a convertir en un muy buen piloto de MotoGP, pero acaba de demostrar que ya lo es”, señalo Rossi.

Viñales estimó no obstante que su victoria lograda sobre el circuito francés en 2011 le había dejado “un mejor sabor de boca aún”  que la tercera posición este domingo.