Deporte Internacional

Los Yanquis no tienen otro objetivo que la Serie Mundial, pero con austeridad

No habrá nunca ningún directivo ni manejador de los Yanquis de Nueva York que no diga que el único objetivo que tiene el equipo al inicio de cada temporada es el de estar y ganar la Serie Mundial.

Por Nueva York/AP

Mashiro Tanaka es una de las incorporaciones del año pasado del equipo Yanqui para esta nueva temporada. (Foto Prensa Libre: AP)
Mashiro Tanaka es una de las incorporaciones del año pasado del equipo Yanqui para esta nueva temporada. (Foto Prensa Libre: AP)

La gran diferencia que se da ahora con los actuales directivos es que van a luchar por conseguirlo no a cualquier precio --a golpe de chequera -- sino todo lo contrario con una nueva política de austeridad, sin que la misma les impida fichar a los jugadores que consideran pueden ayudarlos a lograrlo.

Los primeros informes ofrecidos por la oficina de las mayores indican que durante el descanso invernal los equipo han invertido en los agentes libres nada menos que US$2.500 millones en contratos garantizados.

La gran novedad y sorpresa es que los Yanquis ha sido el único equipo en la mayores que por primera vez desde que se estableció la figura de la agencia libre no hicieron ningún fichaje.

Todo lo contrario de lo que había sucedido la temporada del 2014 cuando se gastaron nada menos que US$438 millones en los contratos del japonés Mashiro Tanaka, Jacoby Ellsbury, Brian McCann y el boricua Carlos Beltrán.

A primera vista no se entiende el cambio tan radical que los Yanquis han tenido esta temporada, pero el argumento principal que aporta el gerente general del equipo, Brian Cashman, es que el hacer grandes fichajes en el mercado de los agentes libres no siempre garantiza estar en la Serie Mundial.

Ante esa realidad, Cashman ha hecho caso omiso de los cantos de sirena y, por el contrario, ha puesto énfasis en darle oportunidades a un grupo destacado de prospectos como el lanzador dominicano Luis Severino, su compatriota Jorge Mateo, Greg Bird, Aaron Judge y Gary Sánchez.

Además también han trabajado bien a través de los traspasos con las incorporaciones del segunda base dominicano Starlin Castro, que adquirieron de los Cachorros de Chicago y a otro relevista importante como es el cubano Aroldis Chapman, que lograron de los Rojos de Cincinnati.

Por su parte, el piloto de los Yanquis, Joe Girardi, también tiene su propia versión de la nueva realidad que se da dentro de la organización del equipo en cuanto a los fichajes de jugadores y la austeridad.

“Es normal que lo aficionados al no ver ningún fichaje importante piensen que no estamos haciendo nada al respecto, pero creo que hay otros elementos que desconocen” , valoró Girardi en declaraciones ofrecidas a la televisión del equipo.

“Trabajamos más que nunca en tener todas las posiciones bien cubiertas y eso es lo que sucede” .