Deporte Internacional

Nico Rosberg tiene en Brasil su destino en las manos

¿Y al cabo del Gran Premio de Brasil, el título? El alemán Nico Rosberg (Mercedes) podría convertirse el domingo en campeón del mundo de Fórmula 1 en el circuito de Interlagos en Sao Paulo si logra ganar la penúltima prueba de la temporada por encima de su compañero de equipo y rival preferido, Lewis Hamilton.

Por Redacción/AFP

El piloto alemán Nico Rosberg podría coronarse en el Gran Premio de Brasil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El piloto alemán Nico Rosberg podría coronarse en el Gran Premio de Brasil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Y en tierras de la leyenda Ayrton Senna, Rosberg tiene el escenario en sus manos. También sería una buena manera de evitar un final de alto riesgo, mecánico como psicológico, el 27 de noviembre en Abu Dabi, la última carrera del año.

El alemán se encontrará en Brasil con un terreno conocido, y apreciado, donde saboreó la victoria en 2014 y 2015.

"No voy a cambiar mi enfoque, voy a seguir tratando de ganar todas las carreras", advirtió Rosberg antes de la vigésima prueba y penúltima de una temporada histórica, por su extensión y por el número de victorias de la escudería Mercedes-AMG: 17, nueve de Rosberg y ocho de Hamilton.

Para que el título se juegue en Brasil, a favor de Rosberg, las opciones a su mano son numerosas.

Rosberg llega a Sao Paulo con 19 puntos por delante de Hamilton, a pesar de las dos victorias consecutivas del inglés en Estados Unidos y México. La ventaja del alemán se derrumbó por cierto (de 33 a 19 puntos): Hamilton era intocable, pero Nico, más fuerte y sereno como siempre, ha limitado los daños: dos veces segundo.

"Todavía quedan dos carreras y cualquier cosa puede pasar en este deporte, así que tengo que enfocar mi energía en los factores que puedo controlar. Normalmente me siento como en casa en Sao Paulo, este es uno de los circuitos verdaderamente clásicos, donde el Gran Premio es a menudo excitante", agregó Nico.

Toto Wolff: "Un escenario fascinante"

Hamilton nunca ha ganado en Interlagos, pero en ese circuito se convirtió en campeón del mundo en 2008 después de una carrera completamente loca ganada por Felipe Massa, en la que incluso llegó a ser campeón por algunos segundos.

El inglés sabe que es el piloto más en forma en este final de temporada después de superar un largo momento crítico entre sus victorias en Hockenheim, a finales de julio, y Austin, en octubre.

"Me siento capaz de mostrar el ritmo que tuve en las dos últimas carreras. Todo el mundo ha trabajado muy duro y mi coche está perfecto. Estuve rápido toda la temporada pero no tuve la oportunidad de sacar provecho de eso", indicó Lewis.

"En términos del campeonato, este es un escenario inusual, porque estoy luchando por algo, pero no estoy seguro de que lo que haré bastará para conseguirlo", aseguró el tricampeón mundial (2008, 2014 y 2015).

"Voy a continuar atacando, ya que desde el inicio de mi carrera en la F1 he visto que todo puede cambiar, incluso en el último momento, por lo que realmente tengo que luchar hasta el final", remarcó, como sucedió en 2008 en Interlagos, donde terminó quinto en una intensa carrera que ganó Massa, su máximo rival por el título ese año.

"Es un escenario fascinante", resumió Toto Wolff, director deportivo de Mercedes-AMG.

"Para Nico toda esta historia de sólo tener que terminar en segundo lugar (detrás de Hamilton) para llegar hasta el final ha terminado. Lo tiene en sus manos, si gana la carrera en Brasil, es campeón", indicó.

"Hemos visto muchas carreras, sobre todo en la segunda mitad de esta temporada, donde ha superado la presión. Esta nueva situación es en realidad un poco más fácil en términos de abordar la situación con un poco menos de presión, ya que todavía tiene otra oportunidad en Abu Dabi", sostuvo el patrón de la escudería.

"Igualmente Lewis sabe lo que debe hacer para mantener vivas sus esperanzas en el título, nunca retrocederá y eso es lo que lo convierte en uno de los grandes. Tiene tres títulos y 51 victorias bajo su brazo, y no importa el resultado de este año, todos sabemos que habrá más por venir", puntualizó Wolff.