Deporte Internacional

Río usará creatividad para compensar pocos recursos en ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos

Río de Janeiro pretende aprovechar la creatividad brasileña para sorprender y emocionar al mundo en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de 2016 y compensar un presupuesto diez veces inferior al usado por Londres en su elogiada fiesta de presentación en 2012, según los responsables del evento.

Por Río de Janeiro/EFE

Rio de Janeiro será el escenario de los Juegos Olímpicos del próximo año. (Foto Prensa Libre: AP)
Rio de Janeiro será el escenario de los Juegos Olímpicos del próximo año. (Foto Prensa Libre: AP)

“La creatividad de los brasileños nos permitirá superar las limitaciones presupuestarias y presentar algo que Brasil merece”, afirmó este martes en una rueda de prensa el director ejecutivo de la ceremonia inaugural de Río 2016, Abel Gomes.

El premiado director de cine Fernando Meirelles  ("Cidade de Deus"), que será una de los responsables por la producción, agregó que un país como Brasil que tiene aún áreas sin saneamiento básico no puede “derrochar”  recursos en una fiesta de un evento deportivo.

"En las ceremonias de Atenas (2004), Pekín (2008) y Londres (2012), ellos mostraron el legado de esos tres países. Río va a mostrarse así mismo, va a mostrar el espíritu del brasileño, su alegría. Hasta la falta de dinero es una muestra de nuestra cara popular", Abel Gomes.

Pero el cineasta agregó que la creatividad y la experiencia que el país ya tiene en la organización de fiestas como el Carnaval permitirán superar la escasez de recursos y presentar una ceremonia comparable a la de Londres con su presupuesto diez veces mayor.

El Comité Organizador de Río 2016 anunció que reclutará a unos 12 mil voluntarios para que participen en cuatro ceremonias, las de inauguración y clausura de los Olímpicos  (5 de agosto y 21 de agosto de 2016) y las de apertura y cierre de los Paralímpicos  (7 de septiembre y 18 de septiembre).

Los voluntarios, a los que se les exigirá gusto por la música y el baile y cualidades en la actuación, así como saber andar en bicicleta y monopatín, serán escogidos en audiciones este año y comenzarán a participar en tres ensayos semanales a partir de abril.

El también director de cine Andrucha Waddington, otro de los responsables de la ceremonia, afirmó que el equipo escogido para producir el evento permite prever una ceremonia bastante emocionante y que enorgullecerá a Brasil.

Entre los miembros del equipo destacan Meirelles, cuya película “Cidade de Deus”   (2002) le valió ser nominado al Oscar al mejor director en 2004, y que internacionalmente es conocido por filmes como “El jardinero fiel”   (2005) y “Ensayo sobre la ceguera” (2008).

Waddington fue el director de la producción brasileño-española “Lope” , que obtuvo dos premios Goya en 2012, y se dio a conocer con “Eu, Tu, Eles”, (2000) , la mejor película en los festivales de Cartagena y La Habana.

Igualmente forma parte del equipo la directora de cine Daniela Thomas, que ha sido codirectora con Walter Salles de películas como “Linha de Passe”, “Terra Estrangeira”  y “O Primeiro Dia”.

Y completa el equipo Rosa Magalhaes, popular directora de arte de escuelas de samba y reconocida por sus desfiles en el Sambódromo, con los que ha ganado cinco títulos de campeona en el Carnaval.

Los cuatro, junto con Abel Gomes, participaron en una rueda de prensa en la que se abstuvieron de dar mayores detalles sobre el proyecto que ya pusieron en marcha para no echar a perder la sorpresa, pero anticiparon algunas líneas generales.

Meirelles explicó que la intención es mostrar a Brasil, para lo que consultaron a varios especialistas, aunque al final no todos se sientan representados.

“En las ceremonias de Atenas (2004), Pekín (2008) y Londres (2012), ellos mostraron el legado de esos tres países. Río va a mostrarse así mismo, va a mostrar el espíritu del brasileño, su alegría. Hasta la falta de dinero es una muestra de nuestra cara popular”, dijo.

Para Magalhaes, el Carnaval, como máxima expresión de la alegría brasileña, estará presente en la ceremonia, así como, a pesar de la escasez de recursos, el lujo que caracteriza a los desfiles de las escuelas de samba.

“Es inevitable (la presencia del Carnaval). Es lo que tiene la mayor visibilidad en el mundo. Es imposible (que no haya). Es la fiesta. Fiesta es fiesta”, dijo.

Waddington afirmó que la fiesta contará con un ritmo propio que impedirá que se torne aburrida como otras ceremonias.

Agregó que ese ritmo también será transmitido al desfile de las delegaciones con su abanderado y en el que Río de Janeiro dará una de las mayores sorpresas en una ceremonia inaugural.

“Olvidémonos del Mundial (la criticada ceremonia de apertura del Mundial Brasil 2014). Tenemos que superar ese 7-1 (en relación a la goleada sufrida por Brasil en semifinales). Contamos con la cultura popular brasileña y con mucha osadía”, afirmó.