Deporte Nacional

Vanessa Vásquez tendrá un desafío fuerte en Sudamérica

Hábil en el rebote y siempre dispuesta a apoyarse en el tablero para encestar, esas son las cualidades fundamentales de un ala-pívot y que han sido fundamentales para que la sololateca Vanessa Vásquez fichara por el club Alemán de Oruro, de la Liga Boliviana de baloncesto (Libobásquet).

Por Jeniffer Gómez

Vanessa Vásquez fichó para un club boliviano y buscará hacer un buen papel en esa país. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Vanessa Vásquez fichó para un club boliviano y buscará hacer un buen papel en esa país. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

La legionaria de 1.82 metros, estatura apropiada para la posición que desempeña sobre la duela, jugó en La Cope, de la Liga Metropolitana de Baloncesto, después de haber comenzado un sueño cuando tenía tan solo 15 años, y se involucró en este deporte motivada por sus hermanas Ingrid y Jetzabel.

“Empecé a jugar en un equipo de la familia. Después, con el pasar del tiempo, mejoré, hasta que me llamaron para que viniera a jugar a la capital, hace 13 años”, recuerda Vanessa, quien asegura que el separarse de su familia para emprender la aventura en la capital fue lo más difícil, pero aprendió a manejarlo.

Gran apoyo

Sus padres, Rigoberto y Sonia Leticia,  desde que comenzó en el baloncesto, la han apoyado de manera incondicional, incluso en este salto que dio para competir en el extranjero, a pesar de que tendrían que separarse físicamente de ella.

“Cuando le conté a mi papá, él me dijo que si yo quería, tenía que ir. Fue el primero en apoyarme, porque aunque va a ser difícil estar lejos, es un sueño hecho realidad”, afirma la deportista guatemalteca.

La Libobásquet estará integrada por los equipos San Simón de Cochabamba, J Plaza de Quillacollo, Universidad Católica Boliviana de La Paz y el club Alemán de Oruro.

La acción comenzará el 11 y 13 de marzo, será la primera etapa —de cuatro— del torneo.

El evento se jugará con un formato de todos contra todos; la segunda etapa será del 18 al 20 de marzo, en Quillacollo; la tercera,  en La Paz, del 25 al 27 de marzo, y finalmente,  en Cochabamba, del 1 al 3 de abril.

Vásquez dijo estar agradecida con el entrenador argentino Víctor del Barba, quien fue el encargado de recomendar a la basquetbolista nacional en el extranjero y la ayudó a concretar su traspaso a Bolivia, después de que la dirigió en Guatemala.